SAUCONY PEREGRINE ISO REVIEW

A lo largo de los últimos años, la SAUCONY PEREGRINE se ha ido popularizando hasta convertirse en una alternativa ligera de la consolidada Xodus. Visto bajo este prisma, lo esperado era que la principal de las tecnologías que en los últimos tiempos ha incorporado la compañía y que ha lleva su hermana mayor llegase también a este modelo, dando lugar a la SAUCONY PEREGRINE ISO.

EL CORTE SUPERIOR

Como ya he adelantado, la principal novedad que presenta esta edición de la Saucony Peregrine es la integración en ella de la tecnología ISOFIT, lo que ha dado lugar, de entrada, a un cambio en el nombre, pasando a denominarse Peregrine ISO.

Saucony Peregrine ISO

Saucony Peregrine ISO

La tecnología ISOFIT ya se integra desde hace unos años en modelos de asfalto (Triumph, Hurricane…) y también en modelos de trailrunning (Xodus) por lo que a estas alturas no necesita mucha presentación. Resumidamente, esta tecnología ofrece una gran sujeción sin restarle movilidad al pie gracias a un sistema de ojales independientes reforzados. De hecho esta formado por unas tiras separadas en cuyo extremo se integra el ojal con el sistema de lazada, proporcionando sujeción de la zapatilla en el empeine con un sistema que no resta movilidad, proporcionando al mismo tiempo confort sobre todo a medida que se acumulan kilómetros y no padecemos la tirantez de un upper que no se mueve con nuestro pie.

Saucony Peregrine ISO

También viene con una nueva malla más resistente así como con más protecciones y refuerzos, sobre todo en los paneles laterales lo que aumenta la durabilidad. En la puntera se ha ampliado la protección para los dedos, extendiéndose con un refuerzo sellado que protege también el área del dedo gordo del pie evitando así una rotura anticipada.

Saucony Peregrine ISO

El collar es más mullido y el contrafuerte es muy sólido creando una combinación que se ciñe mejor al talón, con lo que tenemos una mejora en sujeción y estabilidad.

Saucony Peregrine ISO

La lengüeta tiene un buen mullido, suficiente para absorber la presión de unos cordones planos con buen grip. Ésta se une a los laterales con un elástico, dando la sensación de enfundarse la zapatilla en el pie.

Saucony Peregrine ISO

Saucony Peregrine ISO

Tiene una horma amplia, se le pueden añadir plantillas, con más espacio para los dedos en la zona del antepie y un talón más ajustado.

MEDIASUELA

El chasis de la Peregrine ISO integra la tecnología FormFit que recurre al uso de tres capas. La principal, que sirve de base, compuesta por una espuma PWRFOAM que le aporta solidez y confort.

Saucony Peregrine ISO

Sobre ella encontramos una capa de EVERUN Topsole, una lámina de unos 2 mm de grosor de este compuesto a base de bolitas de TPU que mejora la amortiguación, mejora el confort gracias a su tacto suave y gana en reactividad. Finalmente tenemos la plantilla moldeada sobre la que descansa el pie.

Saucony Peregrine ISO

El drop de la zapatilla sigue en los 4 mm habituales aunque la sensación real es de calzar un drop superior. Tiene un perfil ligeramente alto (si tenemos en cuenta también el taco) que aísla bastante de las irregularidades del terreno.

La zapatilla tiene buena flexibilidad en el antepie y el tacto de su amortiguación es de recorrido corto pero nada seco.

LA SUELA

Herencia de su predecesora, la suela no ha sufrido cambios en esta edición, por lo que si ya te gustaban sus prestaciones, no vas a echar nada de menos en esta entrega.

Saucony Peregrine ISO

El taqueado es muy agresivo y marcado, algo que viene siendo habitual en las últimas ediciones, con tacos multidireccionales de 6 mm de profundidad que le aportan mucha tracción a la hora de afrontar desniveles así como cuando hay que echar el freno en bajadas a todo trapo.

Utiliza el mismo compuesto PWRTRAC con mucho grip sobre todo en seco, donde su rendimiento es muy alto.

Saucony Peregrine ISO

Esta combinación en la suela ofrece muy buen resultado tanto si llaneamos como si nos adentramos en terrenos más descompuestos, con suelto o rocoso, a la hora de cantear o afrontar desnivel.

CONCLUSIONES

La SAUCONY PEREGRINE ISO viene con un carácter continuista en lo que a prestaciones o sensaciones se refiere ya que chasis y suela se heredan aunque con una renovación en el corte superior con la que se gana en comodidad, sobretodo al acumular kilómetros ya que con la tecnología ISOFIT se disipa mejor la tensión sobre el empeine sin perder sujeción.

El peso definitivo va “in crescendo” (298 gramos) y para mi talla 46 ya se sitúa en los 347 gramos aunque hay que decir que se manejan mejor de lo que indica la báscula y no da esa sensación. Aparte de eso, teniendo en cuenta el grado de protección que aporta el peso está bastante equilibrado/compensado.

Saucony Peregrine ISO

El agarre y la tracción son muy buenos y responde bien en cualquier circunstancia, aunque en roca mojada o zonas muy enfangadas es donde más penaliza (como la gran mayoría).

Saucony Peregrine ISO

Con los años y las ediciones la SAUCONY PEREGRINE ISO ha ido ganando en peso y en protección y ha pasado de ser una zapatilla que te reservabas para entrenos rápidos o competiciones para convertirse en una zapatilla más de diario,  una trotadora nata a la que pedirle ritmo si hace falta, estable y confortable para salidas medias-largas por montaña y ágil para cuando hay que trepar y desenvolverse por tramos algo más accidentados.

Saucony Peregrine ISO

Saucony Peregrine ISO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *