SKECHERS GOTRAIL

Para los habituales a Skechers que de vez en cuando o más asiduamente van “picando” fuera del asfalto, la marca ha ido evolucionando diferentes propuestas que, por el momento y en última instancia, nos llevan a la SKECHERS GOTRAIL. En ella encontraran aquellos puntos clave habituales en la marca como la ligereza, confort, flexiblidad, drop bajo y mucha amortiguación.

Skechers GOtrail

LA MEDIASUELA / AMORTIGUACIÓN

Si en algo destacan las GOtrail, un distintivo marca de la casa, es en su gran amortiguación. La “culpa” de esta hay que echársela toda a una mediasuela bien gordota, aunque no tan exagerada como en la GOtrail Ultra 3, con la última de las evoluciones del Resalyte, la 5GEN, una espuma ya utilizada en otros modelos y sobradamente contrastada que ofrece un tacto acolchado, respuesta y, aunque no lo parezca, flexibilidad. De ahí precisamente encuentro uno de los posibles “inconvenientes” a la hora de usarla por terrenos pedregosos, con roca, o muy irregulares, y es que aunque la mediasuela es gruesa, la zapatilla flexa mucho y ello le resta estabilidad cuando menos plano sea el terreno sobre el que pisamos.

Para mejorar la absorción de impactos y aumentar la protección, la GOtrail viene equipada con una placa protectora firmada por Dupont® y fabricada en Hytrel®, un elastómero termoplástico facilmente moldeable, flexible y resistente, que además de encargarse de la protección contra impactos, también favorece el impulso en la fase de despegue.

La mediasuela, con drop de 4 mm, cuenta con la tecnología M-Strike dándole una forma ligeramente balanceada, que en este modelo marca ligeramente el rocker bajo el arco por lo que es más accesible para usuarios que pisen de mediopie o de punta.

LA SUELA

Si hay en algo que siempre se han caracterizado las suelas en los diferentes modelos de Skechers que he tenido la ocasión de probar (y ya van unos cuantos) es que utilizan unos compuestos con mucho grip. Claro esta, la GOtrail no es menos y a ello hay que añadirle un taqueado no muy agresivo, marcado más que en profundidad en separación, en forma de triángulos orientados al sentido de la marcha en cuya base hay un circulo que le dan buena tracción multidireccional.

Este tipo de taco y de suela ya lo vimos en la GOTrail Ultra 3, de la que ha heredado la esencia y prácticamente las formas, aunque no tanto los profundos surcos de flexión que esta tenía, básicamente porque a esta se le ha dotado de una placa de protección en el antepié.

EL CORTE SUPERIOR

Skechers no solamente se caracteriza por su amortiguación, sino que también se distingue a la hora de presentar unos uppers cómodos, agradables al tacto y flexibles. La nueva GOtrail mantiene la filosofía con un nuevo corte superior GoTherm 360, sin costuras, formado por varias capas superpuestas cuya misión es la de mantener la temperatura y la humedad del pie. De hecho el confort es muy alto y las sensaciones son más parecidas a una zapatilla de asfalto que no a una para montaña.

Además es repelente al agua gracias a la protección H2GO que, aunque no es impermeable, ayudará a mantener el pie seco durante más tiempo sin sacrificar la transpirabilidad.

El sistema de lazada recurre a un conjunto de ojales 5+1, donde los tres centrales, en lugar de ser el clásico agujero, lo forman unos enganches que aportan sujeción. Aquí se aprecia la falta de 1 ojal más y la sujeción se empieza a nota más arriba de lo habitual (a partir de la mitad del mediopie), con lo que se nota más suelto y libre la parte anterior del pie. Eso irá a gusto del usuario, pero personalmente y para ir por montaña prefiero notar el pie más sujeto, sobre todo en terrenos irregulares.

Los contrafuertes en Skechers suelen ser bastante leves, con poca firmeza. Para la GOtrail no es excesivamente rígido y cede con la presión del dedo, pero a pesar de ello el talón se mantiene bien en su sitio, gracias también a un collar con el acolchado justo.

En la GOtrail encuentro que se han reducido refuerzos, sobre todo en la zona de flexión del antepie, quitando tiras plásticas y sustituyéndolas por pegados, precisamente para mejorar esa flexibilidad.

En general mientras se va por caminos o pistas sin dificultades y sin muchas irregularidades, las sensaciones son buenas, pero a la que el terreno empieza a descomponerse el upper cede bastante y genera bastante inseguridad ya que no soporta las tensiones a las que se somete y se pierde estabilidad.

La horma es amplia, sobre todo de mediopie hacia la punta donde hay mucho espacio que, además se aprecia aún más por el no uso de una fila de ojales. En cuanto al tallaje podréis usar vuestra numeración USA que con la española vendrá a ser medio número menos del habitual, más o menos.

CONCLUSIONES

La SKECHERS GOtrail  es una zapatilla altamente amortiguada que le va a ir a la perfección a todos aquellos usuarios gustosos del tacto acolchado, tal vez hasta puede que lo sea demasiado.

Lo bueno es que aquellos corredores pesados que busquen una zapatilla cómoda y que al mismo tiempo sea ligera, la GOtrail va a ser una opción para ellos porque mi 12USA/45,5EU se queda en tan solo 320,7 gramos, lo que está muy bien para la cantidad de amortiguación que presta.

Por contra, el uso para el que la dejaría es el de caminos y pistas forestales sin dificultades y poco irregulares ya que a la que el terreno se “rompe” se vuelve muy inestable por la flexibilidad de la mediasuela y por lo que cede el corte superior, así que el mejor uso de ella es en recorridos de light-trail. En este escenario el comportamiento es muy bueno, ligera, con respuesta y sobre todo muy cómoda, así que será como llevar una zapatilla de asfalto pero con el valor añadido de los tacos.

Skechers GOtrail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *