WAVE DAICHI: RENOVACIÓN TOTAL DE “LA MEDIANA” DE MIZUNO

Hace un par de años que Mizuno renovó por completo su gama de zapatillas de trail running pero lejos de ponerse a vivir de rentas exprimiendo el hecho de tener tres modelos nuevos en su catálogo, han seguido trabajando para mejorarlos y para ver cómo posicionarse como una marca de referencia como lo son cuando se habla de zapatillas de asfalto.

20160823-mizuno-daichi-pruebas-etr-puestas-general

Las Daichi se ubican en la mitad de la colección, entre las Hayate y las Mujin y, como os podéis imaginar si conocéis los modelos de la casa japonesa, son las sucesoras de las Kazan 2 de las que os estuvimos hablando hace aproximadamente un año y que tanto nos gustaron porque tenían un equilibrio muy bueno entre unas zapatillas rápidas y unas tanquetas de trail running, tenían lo mejor de los dos mundos.

Las Daichi serían teóricamente una tercera versión del modelo así que, haciendo bueno el dicho de que “a la tercera va la vencida”, suponen una gran evolución y, aunque mantienen muchas de las tecnologías (XtaRide, Wave Concavo, …), han conseguido dar con una buena fórmula para tener unas zapatillas ágiles y rodadoras, con protección pero sin ser toscas o lentorras, con buen ajuste y protección, …

No obstante, lo que más está llamando la atención es su suela porque, además de haberla rediseñado, ahora viene avalada por Michelin así que vamos a ver hasta dónde llegan las Daichi.

20160823-mizuno-daichi-pruebas-etr-puestas-isometrica

Mediasuela:

La mediasuela de las Daichi está confeccionada utilizando Ap+ y U4icX porque, aunque el segundo es un compuesto más evolucionado y con mejores prestaciones, para el trail running no termina de ser la mejor opción. Así que, igual que hicieron en las Kazan 2, han recurrido al bueno del Ap+ para hacer el trabajo sucio pero, para añadir un plus de amortiguación, han recurrido al U4icX en el talón.

20160823-mizuno-daichi-pruebas-etr-mediasuela-interior

Como el talón es bastante alto, nada menos que 30 milímetros más otros 4-5 milímetros de la plantilla, se perciben bastante confortables y se puede rodar con ellas con mucha comodidad. Pero no penséis que vais a ir en un colchoncillo porque el tacto es muy mizunero y no tiene mucho recorrido así que, aunque no sean una tabla, en cuanto posas el pie, sientes cómo empieza a responder la mediasuela.

Han mejorado mucho la flexión de la zona media y eso implica que ahora son más estables y que son algo más rígidas del mediopié por lo que, con el alto drop que tienen, la transición de la pisada es muy rápida y, sin ser voladoras, dan para correr bastante rapidillo.

Gran parte de ese trabajo de control de la flexión y la torsión corresponde al Wave que, como en el resto de la colección, es cóncavo. Lo curioso es que ocupa sólo el talón y, al llegar al mediopié se ha mantenido el XtaRide que, aunque cede menos que antes, sigue siendo bastante facilón. Esto está genial para darle agilidad y, para quien tenga una pisada buena, va perfecto pero, para los que no tienen esa suerte o para los que están acostumbrados a ir con tanquetas, el paso a las Daichi puede sorprenderles. Personalmente, me gusta mucho porque me da amortiguación, estabilidad, libertad, rebote, … pero reconozco que quizá no es lo más “para todos los públicos”.

20160823-mizuno-daichi-pruebas-etr-mediasuela-xtaride

Desde la mitad hacia delante flexan mucho, sin cortes bruscos sino arqueándose pero se notan mucho la especie de bloques que tiene la mediasuela y que acaban creando dos puntos de flexión transversal: justo antes y justo después del metatarso.

La mediasuela se ha inclinado ligeramente hacia fuera, tanto en la cara interior como en la exterior para ganar algo de base y, de hecho, es como si tuviera dos láminas, la superior toda una lámina y la inferior, por bloques, como si fueran tacos. Esto le da un extra en la base y, al estar cortada longitudinalmente, además hace que haya algo más de amortiguación en los apoyos laterales. De todas formas, lo que me ha llamado la atención es que el upper rebosa a su vez sobre la mediasuela con lo que se da bastante espacio pero también se expone mucho al pie y te puedes acabar llevando algún que otro golpe contra las piedras.

Suela:

He aquí lo que todo el mundo quiere ver cuando coge unas Daichi en las manos: “¿Qué es eso de que lleva Michelín?” “¿Qué es eso de que la suela tiene tacos como las bicis de montaña?” Vayamos por partes.

Efectivamente, el compuesto que han utilizado en la suela es caucho que proviene de un acuerdo con Michelín porque, ¿qué mejor forma de mejorar los “neumáticos” de tus zapatillas que recurriendo a una marca especializada en neumáticos?. Y, ya que te pones a hablar con una empresa que trabaja no sólo con coches y motos sino que también tiene cubiertas para montaña, ¿por qué no trabajar conjuntamente el diseño del taqueado?

20160823-mizuno-daichi-pruebas-etr-suela-detras

Si revisamos la suela de las Daichi, vemos que parece un tanto anárquica y que se aleja de la típica distribución en la que se orientan los tacos del antepié y retropié en sentido opuesto para favorecer la tracción o la retención. Se ha optado por una amalgama de tacos de diferentes formas, tamaños y orientaciones que, efectivamente, recuerdan a los tacos de las cubiertas de las bicicletas de montaña. ¡Pero si hasta tienen el puntito que tienen las ruedas en cada taco!

Si la analizamos con detenimiento, vemos que el reborde está un poco más “ordenadito”, con tacos en forma de “U hacia fuera” para buscar un buen agarre en apoyos laterales y diría que también la tracción porque están ligeramente inclinados. En el talón, en la parte central, hay una buena base para cuando vamos bajando que apoye el pie con firmeza. En cuanto a la parte central, lo dicho, anarquía pura y dura, con unos tacos de prominencia media y una separación que permite que suelten bastante bien el barro.

La multidireccionalidad está conseguida, no son unos tacos que sean la panacea en terreno muy suelto pero se defienden, en terreno facilón y pista van genial, en seco ídem, … pero si se moja el terreno, no me han convencido, lo siento si chafo la ilusión de los responsables de la suela. Si empieza a llover y estás en terreno duro, cuidado y, si hablamos ya de que hay algo de pinturilla, losetas, líneas de carretera, hierros, … patinazo seguro que te llevas.

20160823-mizuno-daichi-pruebas-etr-suela-delante

Diría que esta forma que tiene de comportarse la suela no es tanto porque el taco no funcione bien sino por cómo se comporta la zapatilla en global y, quizá con unos tacos algo más flexibles y una zapatilla que se deformara un poco más se notaría menos ese deslizamiento en mojado. El problema es que duraría mucho menos la suela y que los tacos se irían al garete a las primeras de cambio. No sé, no me atrevo a ser totalmente contundente con la suela pero diría que es el punto de mejora en el que deberían trabajar para las Daichi 2, lo demás, que lo dejen más o menos como está.

Por último, no tienen placa antirrocas y, aunque la altura es suficiente para dar una protección media y más que de sobra para terrenos facilillos, si se complica el terreno se echa en falta. Si fueran más ligeras, pasaría pero, con ese empaque ya empieza a venir bien un poquito de protección extra, una capa finita que no penalizara la flexibilidad y agilidad que tienen.

Upper y Horma:

Cuidado con el upper de las Daichi, que no os engañe porque no son unas zapatillas de asfalto aunque lo parezcan. Tampoco son unas zapatillas con las que ponerse a jugar al fútbol con las piedras, pero están suficientemente protegidas, no deberían quedarse cortas si las usáis para lo que están pensadas.

Partimos de un upper bicapa con una rejilla de agujerillos  finos que se van agrupando en una forma similar al hexágono (seis más uno en el centro) para crear una capa que resiste bastante bien al roce a pesar de ser bastante maleable.

20160823-mizuno-daichi-pruebas-etr-upper-antepie

Sobre esa base han colocado una amalgama de refuerzos cosidos para que tengan una buena estructura, sujeten bien al pie y den una protección más que decente para los golpes y roces que con toda seguridad le vamos a dar. Son refuerzos de piel sintética, como si fuera piel vuelta y recubren ligeramente los faldones, algo más en la puntera y, en la cara interior, además lanzan las típicas tiras que van desde la mediasuela hasta la ojetera para conseguir el ajuste del mediopié. Por la parte exterior, esos refuerzos son de plástico, termopegados, porque no es necesaria tanta fuerza.

La puntera no queda rígida así que, las patadas contra las piedras, si son fuertes, la sufren los deditos y, cuando se te queda enganchada la puntera con una piedra en un canchal o con una raíz tiendes a mirar a ver si le has hecho un siete al upper pero parece que no son tan endebles como aparentan. Donde sí le reforzaría un poco más es en los faldones, no sólo por la rigidez y tamaño sino en su forma porque al quedar abiertos hacia fuera, te vas pegando golpecillos con las piedras sueltas del camino. Para cosas cortas no pasa nada pero como las Daichi se pueden usar para pruebas largas, creo que estaría bien reforzar un poquito más, con algo un poco más consistente que la piel vuelta.

20160823-mizuno-daichi-pruebas-etr-upper-mediopie

El ajuste es muy bueno y, aunque de primeras no me gustó la gran separación entre el primer y segundo ojal, creo que sí que han conseguido mantener lo que suele hacer Mizuno de dar bastante amplitud de horma con un buen ajuste. El empeine lo puedes dejar a tu gusto y, aunque veas que quedan muy separadas las dos filas de ojales, tranquilo, que no se te va a mover nada.

La sujeción del tobillo es excelente, marca de la casa y, combinada con la buena estabilidad del talón, da mucha seguridad que se agradece cuando corres ligero con ellas por terrenos relativamente fáciles.

20160823-mizuno-daichi-pruebas-etr-talon

Destacar también la transpirabilidad, que ha resultado ser más de la que me esperaba inicialmente.

Dinámica de las Daichi:

Versatilidad, valen para todo porque igualmente puedes ir con ellas a ritmos inferiores a 4’/km como si fueras corriendo por asfalto o ponerte a trotar o incluso caminar por una subida de las que te hacen caerte de culo para atrás.

Han subido algo de peso y ahora se van a los 310 gramos (293 comprobados en el 8.5 USA) pero no se perciben nada pesadas. Tampoco es que sean una pluma, pero invitan a ir ligerito no quizá a ritmos de voladoras pero sí que se va genial a ritmos medios. Diría que ése es su ritmo y uso ideal, el de tiradas medias o largas en las que vas a ir mucho tiempo corriendo a tu velocidad crucero (ésa en la que hablas, pero poquito), lo que podría ser el ritmo de maratón.

20160823-mizuno-daichi-pruebas-etr-corriendo-con-ellas

La amortiguación está muy conseguida y el tacto no sabes decir si es firme o blando porque te da las dos cosas. Al impactar te reciben bien pero no te dejan hundirte sino que rápidamente te animan a rotar el pie hacia delante y pasar a la siguiente zancada, permitiéndote lanzar el pie con bastante velocidad.

Si los terrenos son asequibles, agarran muy bien y no te dejan en evidencia te muevas hacia donde te muevas pero si aparece el agua, ve con cuidado porque no les hace ni un pelo de gracia. No he conseguido dar con el quid de la cuestión, no sé si ese fallo es por compuesto o por diseño aunque me inclino más por esto segundo, dudo que el compuesto de Michelín falle en mojado de esa forma. Ojo, no es que patinen mucho, pero no me parece que sea la revolución anunciada.

En cualquier caso, me parece que son una evolución interesante respecto a las Kazan 2 y creo que las Daichi se posicionan muy bien dentro de su segmento, que son ideales para quienes quieren unas zapatillas multiusos, que valgan un poco para todo. De hecho, quizá le saquen más uso los que no sean especialistas del trail running que no quieran complicarse la vida cuando salen del asfalto.

20160823-mizuno-daichi-pruebas-etr-upper-talon

PROs & CONs:

PROs:

  • Equilibro entre amortiguación y respuesta.
  • Buena transición de la pisada.
  • Rodadoras pero con respuesta.
  • Buen comportamiento en terrenos de dificultad media.
  • Upper reforzado pero con buen ajuste y transpirable.
  • Buenas estabilidad y sujeción en el talón.

CONtras:

  • Agarre en mojado, sobre todo, en superficies lisas.
  • Le vendría bien una plaquita antirrocas, aunque sea fina (esto ya lo dije en las Kazan 2)
  • No estaría de más un poco más de protección en la zona de los metas (cara interna y externa).

Un pensamiento sobre “WAVE DAICHI: RENOVACIÓN TOTAL DE “LA MEDIANA” DE MIZUNO

  1. Pingback: MIZUNO WAVE MUJIN 3 REVIEW | EQUÍPATE!!!TRAILandRUNNING