JOMA CARRERA XVI

Fiel a su cita anual, una de las veteranas y populares de Joma, se presenta con un nuevo aire fresco para la temporada primavera-verano 2016. Se trata de la JOMA CARRERA XVI una zapatilla de entrenamiento amortiguada y estable con la que salir a quemar kilómetros bajo los pies.

Joma Carrera XVI

En esta nueva edición aunque no viene con grandes cambios en el casillero, los chicos de Joma han sabido darle más frescura y unos nuevos acabados que multiplican la calidad del conjunto, lo que, unido a su buen precio, hacen de ella un valor al que resulta difícil no echarle el ojo.

Joma Carrera XVI

 AMORTIGUACIÓN Y SUELA

En esta edición XVI de la Joma Carrera conserva el mismo chasis que su predecesora, la Carrera XV, por tanto los que habéis disfrutado de su amortiguación y estabilidad, vais a encontrar las mismas sensaciones si tenéis que renovarla.

Su mediasuela tiene dos capas superpuestas con diferentes densidades, un concepto que se está aplicando bastante en este campo y por diferentes marcas, y que tiene un buen resultado porque permite jugar con los grosores para aumentar la firmeza o el acolchado según la zona del pie, dándole así un trato más “personalizado” a cada momento de la pisada, mejorando la progresividad.

Joma Carrera XVI

En este sistema de doble capa, se ha optado por utilizar en la capa superior una densidad mayor (en color blanco), que le da un tacto con más firmeza, eso se nota porque no se hunden mucho, no tiene un gran recorrido, y además le sirve para estabilizar. Además en la cara interna se ha “rellenado” la zona bajo el arco con lo que tenemos más apoyo, sobre todo cuando llevamos un buen rato corriendo y tenemos tendencia a pronar.

La parte inferior (en color azul) es más blandita, encargada de absorber el impacto y amortiguar la pisada. Para potenciar la absorción, sobre todo en el momento del aterrizaje, la Carrera XVI cuenta con el apoyo del sistema Pulsor, consistente en una pieza de gel que se sitúa en el talón. Bajo el arco, una pequeña pieza plástica Stabilys mejora la estabilidad al reducir la torsión.

Joma Carrera XVI

Bajo la plantilla, se le ha añadido una capa de 2,5 mm de EVA+ que va cosida y que aporta más amortiguación así como una sensación de mayor confort bajo el pie.

La suela es de caucho expandido que tiene la ventaja de mejorar la amortiguación aunque la tendencia al desgaste es mayor que con el caucho natural. A pesar de ello, duran lo suyo y probablemente te cansarás antes de la zapatilla que ver la suela desgastada. Tras los kilómetros que le he hecho aún no se aprecian signos de desgaste.

Joma Carrera XVI

El grip es bueno tanto sobre el asfalto, como sobre el cemento de las aceras o corriendo sobre tierra compacta, como por ejemplo en el parque. Si llueve o ha llovido y el suelo está mojado, en asfalto aún aporta seguridad, pero sobre las aceras tiende a patinar más, por lo que será una de las situaciones a evitar.

EL CORTE SUPERIOR

Así a primera vista ya se aprecian unos acabados de calidad que no se veían en su predecesora. Si bien ambos cortes son llamativos, en la Carrera XV se presentaban un uso de materiales plásticos que le restaban esa percepción de acabados de nivel que sí que tenemos en esta Carrera XVI. La cobertura principal es de malla de nylon, con un acabado de rejilla que hace que la ventilación sea buena en general.

Joma Carrera XVI

Para darle soporte, presenta unos refuerzos que en lugar de tener un aspecto plástico, tienen una apariencia simil-piel que aumenta esa percepción de calidad en los acabados. Estos refuerzos están cosidos, posiblemente un apartado que podría mejorarse recurriendo un uso más generalizado de termosellados. De hecho solamente aprecio unos sellados en unas finas tiras azules situadas en la cara externa a la altura del mediopie, que vienen a sustituir una tira plástica cosida de la edición anterior.

En la parte posterior el talón tiene mucha consistencia gracias a un contrafuerte muy sólido y de gran tamaño que, unido a un collar que se ajusta bien, se consigue una buena estabilidad.

Joma Carrera XVI

La lengüeta tiene un buen mullido, suficiente para absorber la presión que ejercen los cordones y, aunque no está unida a los laterales, se mantiene en su sitio, sin deslizarse hacia el lado. El sistema de ojales también ha cambiado un poco y ahora, el primer par se ha “independizado” en la cara exterior del empeine para trabajar de forma autónoma y ser menos restrictivo.

ASÍ ME HA IDO…

Tras una tendencia a la baja en cuanto al peso en las ediciones anteriores, la nueva Carrera XVI parece ser que se ha saltado la dieta y ha vuelto a aumentar su peso. El oficial se sitúa en los 320 gramos, aunque en mi talla 46 se va hasta los 427 gramos, un aumento que roza el 15%, teniendo en cuenta que su predecesora en mi número estaba en 373 gramos.

Joma Carrera XVI

Al calzarlas se notan muy cómodas, más confort que en ediciones anteriores gracias a los nuevos materiales que le dan ese plus no solo en aspecto y calidad de acabados, sino también en sensaciones puestas. El ajuste en el talón es más ceñido, se nota bien encajado con poco juego y en el mediopie gana un poco en amplitud para acabar dando un espacio generoso a los dedos, que se van a encontrar como en un gran salón. Quienes usen plantillas personalizadas no van a tener problemas en añadirlas.

El tacto tira a firme, con poco recorrido como suele ser habitual en la marca, aunque la sensación general es de comodidad. Creo que le falta un poco de retorno para hacer más fácil y fluida la transición y el impulso con lo que ganaría unos enteros.

Seguramente esto y el aumento de peso la penaliza y dinámicamente se nota algo más lenta y menos ágil que su predecesora, cuesta un poco más ir ligero y, aunque permite “subidones” a 4’30/km, es a partir de los 4’40-4’45/km y más lentos cuando uno se encuentra con ella como pez en el agua y es cuando puedes sacarle el jugo y realizar rodajes que salen prácticamente solos.

El grip es bueno tanto en asfalto, como sobre superficies pavimentadas o corriendo en el parque o por caminos rurales, se nota consistente, muy sólida y estable ante las irregularidades, y la sujeción siempre aporta mucha seguridad.

El usuario tipo vendría a ser un corredor neutro o con pronación ligera, que pese entre 70 y 90-95 kilos aproximadamente, y que busque en ella una zapatilla incombustible, estable, amortiguada y duradera con la que entrenar, entrenar y entrenar.

Como siempre, la relación calidad-precio está a una gran altura lo que la hace aún más valorable de cara a hacerse con un primer o segundo par de entrenamiento de temporada.

Su precio en la tienda online de Joma es de 68 €.

Joma Carrera XVI

Joma Carrera XVI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *