JOMA SUPER CROSS

Si en algo destaca Joma en su línea de running es que ofrece un producto sólido, contrastado, sin grandes lujos pero que funciona muy bien, y todo a un precio asequible a todos los bolsillos.

No son dados a “liarse la manta a la cabeza” y presentar innovaciones o propuestas con lo más nuevo, lo más cool, lo más guay, según el mercado ni de ir de aquí para allá dando tumbos, y ojo que a veces salen aciertos, pero son más de ir pasito a pasito, poco a poco pero a conciencia, y en ello tenemos modelos que son unos clásicos como las Hispalis o las Carrera.

Eso sí, de vez en cuando se permiten ciertos flirteos con la tecnología y las novedades, y encontramos algunos modelos (a veces fugaces) que seguramente les sirven de banco de pruebas, antes de lanzarse a hacer cambios en los modelos más veteranos y consolidados.

La JOMA SUPER CROSS es uno de estos modelos, el más novedoso y en el que la marca hace la apuesta por nuevos conceptos. Vamos a conocerla!!!

Joma SuperCross

LA MEDIASUELA

La Joma Super Cross es una zapatilla en la que una de las cosas que primeramente destaca es en su perfil alto. Tiene una mediasuela de mucho grosor (le mido 30 mm de talón y 20 en los metas) formada por dos capas superpuestas de Phylon, un compuesto muy utilizado por Joma. Estas dos capas tienen densidades también diferentes, siendo la situada en la parte inferior de una densidad mayor,  y por tanto más firme, también es más gruesa, consiguiendo así mucha solidez y estabilidad para la zapatilla.

Joma Super Cross

Sobre esta capa más densa, hay una capa mas finita y más “flojita” (en color naranja), con un tacto ligeramente más blando que le proporciona más confort en la pisada.

Presenta unas ranuras transversales a nivel de suela bastante profundas, es la integración con el sistema Flexo, para mejorar la flexión y hacer la pisada más progresiva.

Joma Super Cross

A pesar de ello, el conjunto es bastante rígido, más que flexar, lo que hace es arquearse un poco. El tacto que ofrece no es chicloso, sino que tira a firme, aunque está bastante suavizado.

LA SUELA

La suela de la Super Cross presenta una cobertura completa, todo a base de segmentos ya que con las ranuras de flexión tan profundas y la línea longitudinal de guiado queda todo recogido como en pequeños “pods”.

Joma Super Cross

Se recurre, como suele ser habitual, a caucho “Durabilidad”, que como su propio nombre indica, es resistente a la abrasión y dura lo suyo. En este aspecto los de Toledo no han escatimado y han aplicado nada más y nada menos que 5 mm de grosor (incombustibles!!). El pequeño taqueado funciona bien siempre y cuando sea sobre seco, porque cuando las he usado con lluvia y patinan bastante.

EL CORTE SUPERIOR

En lo que más destaca la SuperCross es directamente en el uso por primera vez en la marca de un corte de hilo, en el que se han sustituido las habituales microfibras por fibras de poliéster tejidas, creando una malla confeccionada con un hilado más compacto o dejando orificios de mayor o menor tamaño para permitir en mayor o menor medida el paso del aire. De todas formas esta solamente es la capa exterior, ya que en su interior tiene un forro tupido pero muy suave que aporta mucho confort al pie.

Joma SuperCross

En la zona media y delantera utiliza un sistema de láminas muy finas que van selladas, evitando así el uso de costuras. Estas coberturas le dan soporte y tiene un protector para los dedos del mismo material que cubre perfectamente toda la zona, utilizando esta combinación más ligera y de mayor calidad de acabado que los habituales plásticos que suele emplear en otros modelos.

Joma SuperCross

De mediopie para atrás ya trabaja con materiales más consistentes. Una gran tira plástica parte de los tres últimos ojales, donde está integrada, y discurre hasta recoger el talón. En el talón encontramos un contrafuerte de grandes dimensiones y muy contundente, muy sólido, que junto con un collar mullido y moldeado se encarga de mantener la zapatilla estabilizada sin el más mínimo juego.

La lengüeta tiene mucho mullido, y no está unida a los laterales, sino que permanece “suelta” pero a pesar de ello no tiende a desplazarse hacia un lateral. Para la lazada utiliza un sistema de 6 ojales y, la verdad, un séptimo en principio no se echa en falta porque el pie queda bien asegurado, pero nunca está de más y es algo que cuesta bien poco.

ASÍ ME HA IDO …

Me atrevería a afirmar que la Joma Super Cross es el modelo más cómodo que ha presentado la marca. Ninguno de todos los que me he calzado hasta el momento (que han sido unos cuantos) me ha transmitido el mismo nivel de comodidad y suavidad como lo hace la SuperCross, y ello no quiere decir que Joma no tenga modelos que sean cómodos.

Joma SuperCross

Al introducir el pie notas lo bien que encaja, ajustado y seguro en la zona media y trasera, amplitud en la parte delantera. Quienes usen plantillas no tendrán problemas en acomodar las suyas. El forro interior es muy suave, algo que se nota aunque lleves los calcetines puestos, y lo mejor es que lo notas poco restrictivo al movimiento, básicamente en la parte de los dedos, puedes moverlos y el tejido cede a la presión que estos ejercen sobre él, pero sin perder el soporte que necesitas en la zona media.

El tacto de la zapatilla al correr tampoco es el habitual en la marca que suele tirar a firme. No es un algodón como puede dar a entender tanto grosor en la mediasuela, que puede hacer pensar que vas a encontrar una zapatilla muy chiclosa. En esta ocasión han conseguido dotar a la SuperCross con una ligera firmeza con un toque de suavidad. La verdad es que aporta una pisada muy agradable, de las que dan ganas de hacer kilómetros con ellas. El impacto se absorbe y dispersa muy bien, transiciona progresivamente gracias a una mediasuela/suela segmentada aunque le falta a esas espumas un poco de rebote para acabarla de bordar, porque con el arqueo que tiene en el antepie no le es suficiente para conseguir un despegue propulsado, algo que encuentro que, unido al exceso de peso, la hace un poco “lenta”.

Joma SuperCross

Ya que hablamos de peso, en la báscula han pesado 380 gramos en una talla 46, algo que, más  o menos, está en la línea de otros modelos modelos en la marca, e incluso, teniendo en cuenta la relación amortiguación-peso, quedaría muy bien parada. La pega, por así llamarlo, encuentro que no reside en el peso en sí, sino en la distribución que tiene en la zapatilla, de tal forma que encontramos un corte superior que se nota “ligero” contrapuesto con la mediasuela/suela que es un poco tocho, es decir, es más bien un tema de equilibrios, en el que la diferencia de pesos entre la parte de arriba y la de abajo se aprecia descompensada.

El agarre es bueno tanto en asfalto como en tierra compacta como el parque o caminos rurales y siempre sobre seco. Una de las deficiencias es a la que caen cuatro gotas y el pavimiento se humedece, que resbalan bastante, sobre las aceras, al tener superficies más lisas, más que sobre el asfalto ya que este es más rugoso.

[youtube]H-OEePgHrT0[/youtube]

CONCLUSIONES 

La JOMA SUPER CROSS viene con un aire fresco, un nivel de acabados muy logrado y con buena calidad, resultado de aplicar nuevas tecnologías, algo que espero que no quede en vía muerta, sino que sirva de punto de partida para ir añadiendo mejoras al resto de la línea.

No es una zapatilla para hacer tiempos sino una compañera de entrenamientos cómoda y estable para rodajes largos y ritmos más lentos de 4’30/km. Sus principales beneficiarios van a ser corredores de peso superior a 70 kilos, porque con menos peso les van a lastrar mucho, y hasta los 90-95 kilos.

Confort garantizado y como siempre, una excelente relación calidad-precio, porque aunque en Joma salen por 70 €, si buscáis un poco las encontraréis por menos de 55 €.

Joma SuperCross

Joma SuperCross

Un comentario en «JOMA SUPER CROSS»

  1. Pingback: JOMA ATOMIC | EQUÍPATE!!! TRAIL and RUNNING

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *