GOrun STRADA: LAS PRIMERAS SKECHERS CON SOPORTE

A estas alturas ya no debería quedar nadie que dude del saber hacer de Skechers dentro del sector de las zapatillas de running, al menos, en el de las de asfalto (en el de trail running aun le queda bastante por demostrar).

Se le podía echar en cara que sus modelos eran sobre todo para gente con cierta técnica de carrera, preferiblemente con una mínima eficiencia pero, una vez asentados en ese segmento, han ido poco a poco dejándose ver con modelos algo más “globales” para poder abarcar un número de corredores cada vez mayor.

El paso que le faltaba por dar era el de meterse con las zapatillas con soporte, algo que hacen por primera vez con las GOrun Strada que vamos a analizar a fondo en este artículo. No obstante, lo de “con soporte” hay que cogerlo con palillos porque son unas zapatillas neutras aunque, seguiremos usando ese término porque, aunque sean neutras, el soporte lo tienen así que no es incorrecto. Lo que si creemos que no estaría bien dicho sería el ponerlas como “pronadoras” (término que es incorrecto ya en sí mismo).

¿Estarán a la altura del resto de miembros de la familia Skechers o serán sólo un quiero y no puedo sacado por compromiso para decir que tienen unas zapatillas con soporte?

Seguid leyendo y a lo mejor encontráis la respuesta pero, antes de empezar, a modo de aperitivo, sabes que estas zapatillas se concibieron como zapatillas de entrenamiento para Meb Keflezighi and Kara Goucher, que algo saben de zapatillas o, por lo menos, saben bien cómo manejarlas.

Mediasuela

Skechers sigue recurriendo al Resalyte para la mediasuela pero ya no lo hace con una única densidad y hasta experimenta con utilizar diferentes tipos de polímero.

Para construir unas zapatillas con soporte con un único polímero y una única densidad, habría tenido que recurrir a piezas rígidas (p. ej. de TPU) pero han preferido utilizar más de un tipo de polímero, aunque de una forma un tanto especial y bastante novedosa.

En lugar de recurrir a lo típico de poner un material de mayor densidad en la cara interna, las GOrun Strada han recurrido a un enfoque más global, colocando varios bloques de mayor dureza ubicados progresivamente desde el exterior hacia el interior siguiendo el ciclo de la pisada de manera que el pie va encontrándose con zonas de mayor firmeza que le incitan a seguir un ciclo de la pisada tendente a la neutralidad.

Dicho así suena un poco lioso pero el concepto y realización es sencilla y se ve muy bien si se mira a la mediasuela de la zapatilla en la que vemos un gran bloque blanco de Resalyte (de mayor firmeza de lo que venía utilizando y que, por lo tanto ya le otorga una mayor estabilidad inherente), un bloque de mayor densidad en el exterior (en azul) y otro bloque negro en la parte interior (en realidad, ese bloque negro interior es la propia suela).

El Resalyte blanco sigue sin ser excesivamente firme, pero dista mucho de la blandujez que tiene en algunos modelos previos con lo que el pie impacta sobre una superficie que se percibe muy agradable, pero que no deja que se hunda en exceso. El bloque que se ve en azul desde la mitad del talón y hasta el final del arco, se encarga de ofrecer una resistencia progresiva para quien entra con el pie supinazo pisando de talón o mediopie y permite que éste apoye poco a poco ya que la mediasuela (y la suela) tienen grandes cortes en diagonal que funcionan a modo de crashpad.

En el interior no hay una doble densidad al uso sino que desde la zona exterior que acabamos de describir se prolongan los tacos de la suela en diagonal hacia el interior de manera que al final queda un bloque de gran firmeza justo en la zona media interior del arco).

El soporte que ofrece es sutil pero muy efectivo y nada intrusivo porque sube muy poco y el arco tampoco queda muy marcado por lo que se pueden usar incluso con arcos bajos. Además, al ser un soporte bastante adelantado, quienes tengan una pronación tardía leve, lo agradecerán mucho.

Curiosamente, la cara interna media del talón no tiene ningún tipo de soporte adicional más allá del diseño de la mediasuela, que lleva unos dibujos en relieve.

Este diseño (el de toda la solución) es un mecanismo un tanto curioso y creo que no lo había visto hasta ahora en ningún otro modelo y me ha gustado bastante, sobre todo, pensando en un uso para entrenamiento porque la estabilidad percibida es muy alta y permite ir metiendo kilómetros con mucha facilidad.

[youtube]fTh6rcZCD74[/youtube]

Aunque se vea la mediasuela sin cortes y aparentemente muy gruesa, la transición de la pisada es bastante progresiva y homogénea (con alguna salvedad que veremos más adelante) porque está muy fragmentada en la parte inferior como vamos a ver en el apartado de la suela así que, aunque sea la Skechers más rígida hasta ahora con diferencia y hasta la zona del arco no flexe apenas, en marcha son unas zapatillas que podemos considerar flexibles.

En cuanto a esa apariencia de gruesas, están más o menos en la media de unas zapatillas de entrenamiento y, en nuestras medidas caseras nos han salido 27 milímetros de talón que, con los ocho milímetros que tiene de drop, deja el antepié a una altura de 17 milímetros. Todo esto, sin contar la plantilla (pegada pero extraíble si se quiere) que añade otros cuatro milímetros de altura.

Al final, lo que se tiene son unas zapatillas con mucha amortiguación, de tacto medio blando, con bastante estabilidad pero que no limitan el movimiento del pie, sino que le dejan hacer. Los hiperpronadores que necesiten control de movimiento no tendrán suficiente, está claro, pero todo el que necesite un soporte medianillo, bien por ser pronador, bien por acabar pronando por cansancio, probablemente les saque mucho partido a las GOrun Strada.

Suela:

La suela de las Skechers es un punto complicado porque, dependiendo de cómo se evalúe, es muy buena o regularcilla.

Si se le pregunta a alguien con una mala técnica de carrera, dirá que son malísimas y que “no duran ná”, pero los que tengan una técnica mínimamente eficiente la defenderán a muerte porque, aunque dure algo menos que la de otras zapatillas, ofrece un agarre buenísimo.

En este caso, esa discusión pierde el sentido ya que hay mucho caucho, en grosor y en superficie por lo que se me antoja complicado pensar en problemas de durabilidad. Los únicos que podrían quejarse son los que tienen esa mala manía de deslizar la puntera en el momento del impacto o la impulsión (lo que “lijan puntera”) porque esa zona deja el Resalyte al descubierto. Esa zona creo que se debería cubrir un poco más, no tanto por este grupo de gente que lo que debe hacer es trabajar la técnica, sino porque no le veo sentido a dejar libre toda la puntera (con tapar las dos últimas filas de taquitos sería suficiente.

El compuesto utilizado para la parte que es puramente suela (lo que vemos en negro) es Resagrip, de tacto muy firme, buen agarre y buena resistencia ante la abrasión. Ya se ha utilizado en otros modelos con buen resultado pero creo que éste es aún más firme. Pero no os preocupéis, que no endurece el tacto global de las zapatillas porque, al haber una gran capa de Resalyte y quedar lejos del pie, no se percibe esa dureza. Al estar tan abajo respecto al pie, también hace que baje el centro de gravedad, lo que contribuye a aumentar su estabilidad.

Skechers Gorun Strada

Como todas las Skechers, la suela está muy segmentada aunque, en lugar de ser toda de circulillos, la zona que va marcando el ciclo de la pisada la forman unos tacos prácticamente planos y de gran tamaño para que el pie vaya pasando por esa especie de baldosas, siempre muy estable.

Para que no se vuelva excesivamente rígida, los cortes entre esas “baldosas” son muy marcados en profundidad y en separación y, además, están realizados en diagonal, de fuera hacia dentro. El resultado es excelente, una transición de la pisada muy suave y progresiva a lo largo de una zapatilla estable pero flexible,

El antepié aumenta mucho la flexibilidad y la libertad porque, además de tener menor grosor, en la parte inferior dispone de los míticos GOimpulse Sensors que caracterizan a las Skechers y que le permiten una flexibilidad multidireccional que se agradece mucho, sobre todo, a ritmos algo más rapidillos o cuando hay que retorcer el pie hacia los lados.

Lo que también se mantiene intacto es el resultado en cuanto al agarre que, como es costumbre en la casa, es buenísimo (creo que no he utilizado ninguna Skechers a la que le haya podido poner pegas en el agarre). Van genial en todas las superficies, lisas y duras o blandas e irregulares. Y, como en este caso se le ha mejorado la durabilidad, pues nada, la mejor suela que han hecho hasta ahora para sus zapatillas de entrenamiento.

Upper:

Si bien es cierto que en la mediasuela y suela es donde viene el grueso del carácter novedoso, donde surge el soporte que caracteriza a las GOrun Strada, en el upper se han cambiado también muchas cosas respecto a lo que nos suelen tener acostumbrados en las Skechers.

Es un upper bastante estructurado, con refuerzos relativamente contundentes y rígidos, con un contrafuerte bastante marcado, etc. Afortunadamente, no han tenido miedo a incluir todos estos aspectos y no han cometido el error de limitarse a meter mayor firmeza en suela y mediasuela ya que, si no se hubiera trabajado en consonancia con el upper, dándole mayor soporte también en la parte de arriba, el resultado final no habría sido ni la mitad de bueno para una zapatilla con soporte.

La base es una doble capa de tela muy suave, tanto por fuera como por dentro (todas las Skechers son utilizables sin calcetines) y sobre ella se han ido trabajando los refuerzos pegados o cosidos según ha convenido.

El antepié es amplio como es costumbre pero, aunque en los metas hay mucho espacio, la puntera cierra algo más rápido de lo habitual, sin llegar a agobiar, pero sí se nota menos holgada que en otros modelos de la casa. Me parce un acierto porque el pie sigue pudiendo expandirse, pero se realiza un impulso algo más controlado.

La puntera va protegida con un refuerzo plástico termopegado que va disminuyendo su anchura para dejar libre la zona de los metas, donde acaba la pieza que abraza al mediopié. No me gusta cómo dobla esa zona porque fuerza un poco el upper y es posible que con cierta cantidad de kilómetros pueda acabar mordiéndolo y rompiéndolo, sobre todo, si uno es un poco descuidado y no lo limpia cuando se llena de barro o salitre.

En la zona media, el protagonismo es de una gran pieza plástica que envuelve todo el empeine y que, aunque parezca sencilla, hace muy bien su trabajo. Si nos fijamos bien, vemos que no es toda del mismo grosor y que tampoco es un bloque, sino que deja un par de espacios vacíos, se estrecha en la zona de la ojetera con unos vaciados en diagonal que le facilitan la flexión, etc. Permite abrazar muy bien al pie y trabaja muy bien con la ojetera de manera que el pie queda perfectamente sujeto, sea éste anchote o finito.

Las Skechers quedan muy bien sujetas en el mediopié, algo que es necesario para permitirse unos talones y punteras holgados pero, las GOrun Strada son junto con las GOmeb Speed, las que mejor ajuste ofrecen en esta zona. No es que sea como para darle un Óscar porque no tienen nada especial sino que, simplemente hace su trabajo, de manera silenciosas pero efectiva.

En la zona del talón, rompen con la tradición e incorporan un contrafuerte de tamaño más o menos estándar pero que no es excesivamente rígido, no es agobiante. Aunque visualmente parezca estrecho, es porque la suela es muy amplia.

Skechers Gorun Strada

Trabaja en consonancia con un collar con acolchado medio (algo que tampoco suele usar Skechers) y que se curva hacia dentro, sobre todo en la zona del aquiles, aunque sigue siendo relativamente bajito con lo que deja bastante sensación de libertad en el tobillo. No obstante, eso no es óbice para que tenga una gran sujeción en el tobillo porque el collar lo envuelve muy bien y permite ajustarlo a todo tipo de tobillos.

Las dimensiones interiores son bastante amplias así que permitirían poner unas plantillas personalizadas. De hecho, son las primeras Skechers en las que no me descuadraría ponerle unas palmillas personalizadas, no tanto por el tema del espacio interior sino por la filosofía de la zapatilla por su flexibilidad, estabilidad y demás. Es más, creo que para quienes las tengan y necesiten unas zapatillas neutras pero estables, pueden ser una muy buena opción.

La plantilla que trae de serie es la típica de Skechers y viene pegada y se puede quitar fácilmente, aunque probablemente te la cargues por la parte de abajo (no sé por qué la han pegado).

La otra peguilla que le pongo es que a la altura del primer ojal son un poco bajas con lo que a la gente con empeines altos pueden hacerle un poco de presión o incomodar ligeramente, amén de lo comentado de la posibilidad del “mordisco”.

A pesar de verlas tan estructuradas, no son calurosas, transpiran muy bien y, en caso de calar, no empapan demasiado así que se pueden usar todo el año y en cualquier sitio, no deberían darnos problemas.

Y, bueno, para el anecdotario, el detalle de calidad (y toque friki) de venir con dos cordones, para darle un toque de diferenciación o personalización.

Entrenando con las GOrun Strada:

Sí, he dicho “entrenando” porque son puramente unas zapatillas de entrenamiento aunque sean ligerillas y el Resalyte tenga bastante respuesta.

Se perciben ligeras (285 gramos de referencia, 275 gramos en el 8.5 USA que he estado probando) y parece que uno se va a lanzar con ellas rápidamente pero cuando empiezas a correr, rápidamente te das cuenta de que en cuanto llegas a los ritmos medios, ya cuesta seguir aumentando la velocidad.

Está claro que no son unas mixtas pero, cuidado, que en ese punto que acabo de comentar, posiblemente el velocímetro marque ritmos alrededor de los 4’/km, ritmo al que se puede ir con ellas perfectamente. De hecho, para la chicha (amortiguación y soporte) que tienen, el peso y velocidad es bastante bueno y es un punto a favor respecto a otras rivales que son más perezosas o más pesadotas.

Para quien haya usado otras Skechers, la diferencia en el ajuste y la contundencia del upper es significativa, aunque le será muy familiar la amplitud de la horma, así como la gran base que tiene la suela.

La flexibilidad es menor que la que tienen sus hermanas, sin duda, pero dista mucho de ser una zapatilla rígida gracias a esas grandes ranuras de flexión que tiene en la suela. A cambio, su estabilidad es muchísimo mayor, son las más estables de la marca con mucha diferencia. De hecho, dentro del segmento de las neutras, estarían en la parte media de la tabla, algo impensable hasta hace poco para unas Skechers.

La transición de la pisada no es mala pero quizá habría que afinarla un poco porque se nota un poco brusco el apoyo del mediopié. Para quien guste del famoso “bulto” que tienen las Skechers, no será ningún inconveniente pero, para los que gustan de correr planito, de mediopié, apoyándolo todo a la vez o para los que, entrando de talón tengan una transición talón – punta rápida, sí puede ser un pequeño bachecillo a salvar porque pasan por un ciclo blando – firme – blando, que puede requerir cierto período hasta que te acostumbras.

En terrenos firmes de asfalto o tierra compacta van de muerte, incluso si hay alguna piedrecilla como las de los típicos parques, la filtran bastante bien, se pueden pisar sin que moleste. Como agarran muy bien, incluso en mojado, son un seguro y sólo se notan incómodas si hay algo de barro porque se queda en las grandes ranuras de la suela.

La verdad es que han sido toda una sorpresa porque, aunque había leído mucho de ellas y muy buenos comentarios, con la experiencia que tenía de las GOrun Ride 3, no tenía claro por dónde podrían salir estas GOrun Strada, cómo podían ser de cara al rodar y al soporte y reconozco que lo han afrontado muy bien. De hecho, a mí juicio, son las mejores Skeches de entrenamiento que han hecho hasta la fecha.

PROs & CONs:

PROs:

  • Estabilidad.
  • Ajuste
  • Ligereza.
  • Transición de la pisada.
  • Equilibrio entre amplitud y sujeción.
  • Perfil de uso muy amplio, en pesos y en tipos de pisada.

CONtras:

  • Primer ojal algo bajito.
  • Suela de la puntera sin cubrir con caucho.

Skechers Gorun Strada

Skechers Gorun Strada

2 pensamientos sobre “GOrun STRADA: LAS PRIMERAS SKECHERS CON SOPORTE

  1. Pingback: SKECHERS GOrun FORZA: Para Pronadores... y Neutros | EQUÍPATE!!! TRAIL and RUNNING

  2. Pingback: SKECHERS GOrun RIDE 5 | EQUÍPATE!!! TRAIL and RUNNING