HOKO ESPORT ZEN (MALLAS PIRATA)

Hoko Esport es una empresa que todavía podemos considerar como relativamente joven pero a la que empezaría a quitar lo de “pequeña” porque está más que asentada y está empezando a abrir hasta nuevas sedes propias.

Fue una de las pioneras en comenzar a trabajar con la combinación “polipropileno + seamless” recurriendo además a uno de los mejores polipropilenos: DRYARN.

Desde el primer día han apostado por el boca – oído y por escuchar a sus usuarios para ir adaptando y creando los productos tal como la mayoría lo demanda.

Eso, apoyado por una continua inquietud por probar nuevos desarrollos motu propio (no esperan a que les demanden nuevas cosas, continuamente están intentando innovar y buscando nuevos nichos de mercado) es lo que le ha llevado a tener un catálogo de productos muy completo y variado donde, a pesar de contar ya con muchas referencias, pocas (por no decir ninguna) están de más, todas tienen su razón de ser, su demanda por parte de los usuarios.

Uno de sus últimos lanzamientos han sido las mallas pirata ZEN, que han desarrollado como evolución de las mallas cortas Sensei que supusieron una pequeña gran revolución al ser prácticamente únicas en su especie ya que llevan incorporada una especie de faja / cinturón con bolsillos que les permite portear mucha carga y, en algunos casos, hasta prescindir de las típicas riñoneras o mochilas.

Hoko Esport Zen - Puestas General 1

Vamos a pegarle un buen repaso para que las conozcáis en detalle y, prestad atención porque vienen cargadas de trucos y secretitos.

La Hoko Esport Zen:

El “ingrediente estrella” de los platos que cocina Hoko Esport es el polipropileno, que está presente en todas sus prendas, de hecho, creo que no hay ninguna que no lo contenga en mayor o menos proporción.

No utilizan un polipropileno cualquiera, sino que, desde sus inicios, recurren a DRYARN, uno de los mejor considerados por los especialistas de la industria textil (fueron una de las primeras marcas españolas en utilizarlo para prendas “de uso común”).

A estas alturas, la mayoría somos ya conscientes de las principales propiedades de esta fibra: dificulta la proliferación de bacterias, no es propensa a la aparición de malos olores, capacidad de gestionar la temperatura y la humedad muy buenas, gran capacidad de resistencia, muy elástica, … Todo esto ha hecho que, poco a poco haya ido ganando adeptos y que se haya convertido en una de las fibras con mayor presencia en el textil deportivo. De hecho, algunos, sobre todo los que gustamos de la ropa de compresión, somos fans incondicionales del polipropileno.

En las Hoko Esport Zen, el polipropileno representa un 80% y lo acompaña un 20% de elastano (en la web aparece un 5% de poliamida, pero las proporciones que indico son las que vienen indicadas en la prenda).

Obviamos la primera impresión de que son diminutas porque eso nos ha pasado a todos cuando hemos visto por primera vez una prenda de Hoko Esport y, tras toquetearla un poco, no me pude resistir a pesarla porque la notaba bastante ligera para la estructura y empaque que le notaba: 180 gramos en canal para la talla S, no está nada mal.

No he utilizado las Sensei así que no puedo hacer una comparación directa para ver si han introducido cambios pero, para quien conozca esas mallas cortas, en principio, estas Hoko Esport Zen serían unas versión en pirata de ellas.

Hoko Esport Zen - Logo Hoko Esport

De todas formas, como sí que conozco y he machacado varias prendas de Hoko Esport, sólo con ver estas Zen, aun sin habérmelas puesto, ya me podía imaginar por dónde podían ir los tiros, que me iba a encontrar, cómo iban a funcionar, … Aun así, me he llevado alguna que otra sorpresa porque, como decía al principio, los de Mataró no están con los brazos cruzados, siempre están buscando cómo mejorar sus productos.

Ponérselas es una especie de ritual porque hay que hacerlo con cuidado, no porque se vayan a romper (son muy resistentes, tanto el tejido como las costuras) sino porque comprimen a conciencia así que hay que ir pasándolas poco a poco por las piernas y colocando bien cada zona en su sitio. Si no lo hacemos así, no sólo no aprovecharemos los beneficios de la compresión sino que pueden llegar a ser incluso incómodas.

Una vez colocadas, llama la atención lo altas que quedan en la cintura, no porque sean altas de tiro sino por la especie de faja que tienen que alberga los seis bolsillos y también puede parecer un poco extraño que llegan hasta bastante abajo, cubriendo prácticamente toda la “bola” del gemelo.

Llegan más o menos a donde termina el tendón de aquiles, donde se separan los dos gemelos. Esto me parece un acierto porque, cuando unas mallas pirata son cortitas, quedan justo en los tendones de la corva y pueden presionarlos en exceso, llegando incluso a inflamarlos. Amén de que, para los que suelan tener problemas con el plantar no es buena opción.

Hoko Esport Zen - Puestas General 2

El elástico de esa zona es ancho (3’5 cms) y presiona algo más que la zona de tela, algo que no termino de entender porque quizá habría aprovechado el hecho de cubrir el gemelo para meterle más presión en la zona trasera. Eso sí, tranquilidad, porque no se suben, sujetan bien.

La zona de la rodilla me ha encantado y me parece una de las zonas más conseguidas de las Hoko Esport Zen. A nivel personal, es una de las pocas mallas largas o pirata que me quedan en su sitio porque la rodilla siempre me suele quedar un poco más alta de donde tengo la articulación (básicamente porque me las suelo poner como los toreros, con el tiro todo lo ajustado que puedo con lo que las subo mucho). Pero lo que realmente me parece interesante es cómo han conseguido dar sujeción sin limitar el movimiento de la articulación, algo dificilísimo de lograr.

Hoko Esport Zen - Pantorrilla

La parte delantera de la rodilla tiene un tejido elástico en las cuatro direcciones, pero que al hacer el gesto de la rodilla cede con mayor facilidad y se ha apoyado con una especie de “y griega” que envuelve la rótula con lo que se puede dar sujeción sin limitar movimiento. Al mismo tiempo, en toda la zona trasera (la corva), el tejido es más fino y con una menor elasticidad, lo justo para sujeta el tejido, con lo que no hay prácticamente presión. Parecerá una tontería pero el hecho de tener tan bien diseñada la zona de la rodilla permite que se puedan utilizar con mayor comodidad y, sobre todo, que no molesten cuando se quieren usar para ir a ritmos rápidos, una de las pegas que algunos le ponemos a este tipo de prendas de compresión.

La zona de los muslos es muy llamativa y parece casi una exposición de las posibilidades que puede llegar a dar la tecnología seamless aplicada al polipropileno pero como ya estamos acostumbrados a verlo en otras prendas de Hoko Esport, quizá pasa algo más desapercibida o llama menos la atención a pesar de que ofrece muy buen sujeción de todo el paquete muscular, tanto delante como detrás.

En la parte anterior, el tejido es el de la típica malla de rombos que nos resulta familiar a los que ya hemos usado prendas de la casa y que al ceder en todas direcciones, se mimetiza con la forma del músculo y se adapta a él durante el movimiento. En la zona central hay una banda elástica que relaja un poco la tensión y que permite que crezca fácilmente a lo ancho para adaptarse a los distintos perímetros de muslo. En la ingle se ha colocado también una piececilla de un entramado similar a ése para permitir una mejor flexión, sin que haya tanta presión en esta zona.

Este tejido de malla cubre también la parte lateral (no se ha reforzado la banda iliotibial) y en la cara posterior se ha cambiado a un entramado similar a los que veíamos en la rodilla para permitir una compresión algo más relajada, sobre todo en la parte central e interior de los isquiotibiales. Ese tejido, al igual que el de la corva, dobla muy fácilmente en transversal por lo que el gesto de la zancada se hace con mucha facilidad, sin limitar nada la zona del glúteo con lo que, como comentaba antes, son unas de las mejores mallas pirata que he usado para ir rapidito, no sientes que te limiten.

En la ingle tenemos una de las cosas que más nos extrañan a los que la vemos por primera vez porque tienen las costuras por fuera y encima con una especie de “colgajo”. Reconozco que si no me hubieran explicado la razón no creo que hubiera dado con ella y es que está así para reforzar la costura porque parece ser que en las Sensei algunos tuvieron problemillas por rotura al colocárselas, me imagino que en algún tirón de los que a veces se le pegan para subirlas cuando vas en marcha. Es una solución un tanto fea a nivel de apariencia, pero funciona muy bien y si eso hace que no se rompan, bienvenido sea. La única pega que le he encontrado es que, si se quieren usar para ciclismo puede molestar o crear alguna rodadura pero, bueno, no están pensadas para eso, sino para correr.

Hoko Esport Zen - Huevera

He dejado para el final la zona estrella, de la cintura y la famosa “faja de bolsillos” porque, si bien es cierto que es la gran innovación de las Hoko Esport Zen (y previamente de las Sensei), tengo ciertos sentimientos encontrados, cosas a favor y en contra. Lo comenté en su momento, cuando se lanzaron las Sensei y, ahora, después de haberlo probado de primera mano con las Zen, lo corroboro.

Aunque utilice el término “faja”, es una prolongación de las mallas, de unos quince centímetros por lo que sube mucho más que cualquier otra malla, incluso las más altas, llegando hasta el ombligo aproximadamente (al menos a mi se me queda a esa altura.

Hoko Esport Zen - Bolsillos Delanteros

El objetivo es doble, o triple, según se mire: 1.- permitir crear seis bolsillos, 2.- dar un mayor soporte sobre todo en la zona lumbar, 3.- proteger la zona cubierta del frío y del calor.

El primer punto, el de los bolsillos, es el principal y el más conseguido porque son seis bolsillos tremendamente funcionales, con una versatilidad enorme. Hay dos elásticos en cada lateral que recuerdan mucho a los que tradicionalmente tienen las mallas de Hoko Esport, solo que más grandes aún así que imaginaros la capacidad de carga que llegan a tener. Los dos centrales (uno delante y otro detrás), son de malla, muy transpirables y, aunque la rejilla es elástica, están pensados quizá para cosas más pequeñas o menos pesadas, para no limitar mucho la transpirabilidad.

Hoko Esport Zen - Bolsillos Traseros

La capacidad de carga con estos seis bolsillos es enorme y daría para llevar casi tanto como en algunas mochilas minimalistas y mucho más que en muchas de las riñoneras. El bolsillo no lleva ningún tipo de cierre, pero no le es necesario por la propia elasticidad del tejido y por el borde superior. Además, le podemos dar la vuelta a la “faja” con lo que quedaría aún más seguro lo que haya en su interior.

El tejido de los bolsillos no es impermeable, ni el interior ni el exterior por lo que hay que tener en cuenta que lo que pongamos corre el riesgo de mojarse.

El acceso a los bolsillos es muy sencillo pero cada uno de ellos lleva además una presilla superior que podemos utilizar como tirador o para enganchar una arandela, mosquetón o similar (p. ej. para enganchar unas llaves que luego llevamos dentro del bolsillo.

Hoko Esport Zen - Bolsillos Detalle

He probado a llevar de todo, desde las típicas llaves (no hacen ruido, es increíble) hasta cosas tan grandes como una cámara de fotos, pasando por el mítico paquete de pañuelos y es una auténtica pasada, comodísimo lo pongas donde lo pongas. No lo he utilizado compitiendo pero, contando con esta capacidad de carga, creo que se podría llevar todo el avituallamiento personal de una carrera de hasta 50K-60K con lo que únicamente haría falta añadirle el porteo del agua, que podemos hacerlo con una mochila minimalista en la que además metamos el material obligatorio.

El segundo punto que se persigue es el de dar un mayor soporte en la zona lumbar, una de las que sufre mucho en las carreras de montaña (sobre todo, si no hemos hecho los deberes y no hemos fortalecido la zona en el gimnasio). Normalmente esa zona queda al aire pero, con las Hoko Esport Zen, queda comprimida, con algo de soporte que se agradece.

El tercero, el de la protección, es porque, si hace calor, ayuda a que se evacue más rápido el sudor y para que, si hace frío, tengamos algo de calorcito. No hay que olvidar que la zona lumbar es una de las principales de cara a la gestión térmica.

Sin embargo, a pesar de todos estos beneficios, hay algunas cosas que no me convencen, principalmente, el hecho de que al quedar tan alta, ejerce presión en la zona del bajo vientre y eso puede incomodar bastante. Al presionar la zona, puede favorecer el movimiento intestinal (probad a presionaros en la parte izquierda a esa altura cuando tengáis gases o dificultad para defecar y comprenderéis a qué me refiero), si hay problemas digestivos puede dificultarlos aún más y, la parte alta queda ya bastante cerca del estómago por lo que al agacharnos hacia delante puede presionarlo.

El mal menor de que si se moja (por sudor, lluvia o agua), vamos a llevar mojada una zona crítica para la gestión de la temperatura y, aunque en el verano puede venirnos bien para refrescarnos, en invierno puede ser un hándicap y dejarnos helados.

Hoko Esport Zen - Bolsillos Tejidos

Aparte de todas estas cosas que hemos ido describiendo particulares de las Zen, el tema de la transpirabilidad y gestión térmica está en la línea de lo de otras prendas de Hoko Esport, rayando un nivel muy alto.

La transpirabilidad es muy buena y se agradece en zonas como la huevera, donde se suele acumular sudor mientras que en las Hoko Esport Zen se evacua con mucha rapidez y es raro que se quede encharcada la zona.

No acaloran, aunque se esté con cuarenta grados a la sombra (obviamente, si se notan más calurosas que unas mallas cortas) y si hace frasquete, a poco intensa que sea la actividad, se pueden usar hasta con temperaturas muy bajas.

Resisten los tirones de maravilla y, el roce, también lo aguantan muy bien. Estas Hoko Esport Zen las llevo usando un par de meses y están como el primer día y, después de ver cómo tengo otras mallas de la casa, estoy seguro que seguirán así durante mucho más tiempo.

El nivel de compresión es medio y más o menos homogéneo en toda la prenda y, lo mismo que acabo de decir para la durabilidad, me sorprendería que no siguiera igual que está ahora cuando la lleve usando unos meses más (sería la primera prenda de Hoko Esport en la que se pierde esa compresión antes de haberla usado un millón de veces).

Por lo tanto, las Hoko Esport Zen son una gran innovación de la marca catalana, muy práctica para muchos que la encontrarán muy útil, una gran opción para los entrenamientos o competiciones en los que necesitamos portear algunas cosillas sin querer llevar una mochila o riñonera.

PROs & CONs:

PROs:

  • Ajuste general: compresión media alta sin limitar movimientos.
  • Grandes posibilidades de carga, tanto de cara a la distribución del material como de cara a la cantidad a cargar.
  • Muy buena gestión de la temperatura y humedad.

CONtras:

  • La altura de la cintura puede resultar molesta a algunos porque queda justo en la zona abdominal.
  • Incompatible con el uso de riñoneras.
  • Si se humedece (porque nos tiremos agua o por el sudor), al darle el aire nos deja “helados” los riñones con lo que la sensación de frío es incómoda.

Hoko Esport Zen - Esquema Vistas

4 pensamientos sobre “HOKO ESPORT ZEN (MALLAS PIRATA)