HOKO KUMO II

Con la llegada del frío empezamos a echar mano de aquellas prendas que nos van a proteger un poquito más en nuestros entrenamientos o competiciones. Este es el caso de la HOKO KUMO II, una malla pirata compresiva que destaca por sus altas prestaciones, calidad y un precio muy competitivo.

Hoko Kumo II

Como el resto de artículos de la marca, está fabricada a base de microfibra de polipropileno, el DRYARN. Entre sus distintas características cabe destacar su ligereza, ya que tiene un peso específico inferior al habitual poliéster; su gran capacidad como aislante térmico; sus propiedades bacteriostáticas que hacen que no se reproduzcan los habituales malos olores causados por microorganismos; y su hidrofobicidad, permitiendo la rápida evacuación del sudor al exterior de la prenda y su secado rápido. Concretamente la composición es de un 85% de polipropileno, 10% elastan y 5% de poliamida.

Hoko Kumo II

La malla viene en una caja de cartón con las distintas propiedades del tejido impreso en ella y en su interior, además de la prenda, un pequeño folleto informativo sobre el ya mencionado Dryarn y las recomendaciones para su correcto mantenimiento. Tenemos así una presentación impecable, además de un producto excelente en su interior, lo que demuestra el compromiso de Hoko por ofrecer productos de calidad, cuidando hasta el último detalle y manteniendo un precio ajustado.

El aspecto al salir de la caja, aunque se aprecia un tamaño “pequeño”, como suele ser habitual, talvez en esta ocasión no lo sea tanto, por lo que, o yo estoy muy acostumbrado ya a las medidas de las prendas Hoko en general, o realmente tiene un tamaño cercano a la medida “normal”. De todas formas ya sé lo que me espera.

Hoko Kumo II (Vista Interior)

La apariencia exterior es gruesa, aparentemente tosca a la vista pero agradable al tacto, y no parece que se vaya a estirar lo que luego lo hace. En cambio el tacto interior es aún más suave y agradable. Exteriormente mantiene la estética habitual de la marca con un entramado de hilos formando la estructura interna y al mismo tiempo el dibujo interior formando rombos creando una estructura de soporte. Homogénea en toda ella excepto en la zona de la rodilla, donde en esta versión, se ha dejado un hilado liso en la parte delantera y mejorando la posterior a la rodilla para que no pueda ocasionar posibles molestias por pliegues del tejido al flexionar la rodilla.

Hoko Kumo II

Como siempre la colocación requiere cierto “ritual” de ir colocando la pieza primero sobre la zona que va a ir y posteriormente subirla acompañando con las manos, más que pegando tirones ya que sino se corre el riesgo de petar alguna costura puesto que el tejido tiene mayor capacidad de elongación que el empleado en las costuras, así que si tiramos fuerte para subirlas, la prenda se estira, pero la costura no puede hacerlo tanto. Una vez puesta el tacto resulta muy agradable y se atempera rápidamente. Al estar estirada el exterior se ha alisado y no se nota tan gruesa como fuera de la caja. La adaptación al cuerpo es estupenda, perfectamente pegada sin arrugas y con una compresión que yo diría que queda entre ligera y media, debido a que su tejido es ligeramente más grueso y por eso se nota algo menos de compresión, comparada por ejemplo con la Sayonara. Aunque sí que se nota un pelín más compresiva en todo el contorno de la rodilla, cosa que realmente me gusta, sobre todo cuando voy a hacer trail, porque me da un toque extra de soporte en esa zona y me infunde más seguridad. Otra de las cosas que me gusta de esta malla, y de otras de la marca, es que aunque tiene el elástico superior en la cintura y no lleva cordón para atarla, no le hace ni falta porque tal y como la pongamos no se mueve ni un milímetro se corra o se salte todo lo que se quiera con ellas.

Hoko Kumo II (Detalle interior)

En el lado derecho en la parte posterior y situado hacia el exterior del glúteo, tiene un único bolsillo con una especie de solapa. El bolsillo tiene una forma recta, estrecha y alargada, donde caben bien unas llaves largas (por ejemplo de coche), alguna moneda, o un gel. En el centro de la pierna izquierda figura un logo en gran tamaño y en color que destaca.

Hoko Kumo II (Bolsillo)

Al correr con ellas la sujeción muscular es buena, reduciendo considerablemente las vibraciones de la musculatura. La transpiración es buena, no tienes la sensación de ir mojado, aparte del secado rápido que tiene la prenda.

Además de todo es una pieza que resulta muy polivalente ya que cuando apreta un poco más el frío, combinada con la pantorrillera Hoko Shimai (por ejemplo), aparenta que llevas mallas largas.

Puede comprarse en Hoko-Esport por 36 €.

Hoko Kumo II

8 pensamientos sobre “HOKO KUMO II

  1. Rafa

    Me encantan para invierno, las uso con las pantorrilleras y van de cine. Como curiosidad, les he cosido unas trabillas elásticas para que no se mueva el cinturón que llevo con el móvil y la hidratación. las tengo hace más de un año y como nuevas.
    Este año espero estrenar las largas a ver que tal.

    1. EQUÍPATE!!! TRAIL and RUNNING Autor

      Hola Fco Javier,
      Me alegro que te vayan bien, aunque no podía ser menos, con el género y la calidad de Hoko. Lo único es que yo no soy de Hoko, ni vendo nada de ellos, aparte de que sí que lo pruebe :), pero no te preocupes, que si vas, seguro que tienen tu talla.
      Saludos.

  2. pilar

    Hola, he visto que Bussetus también tiene unas parecidas. Las has comparado? Alguien lo ha hecho? Gracias! Quiero comprarme unos pantalones piratas. Hago running, 20km por montaña

  3. Delfi

    Yo tengo las cortas,el pirata y las largas, todo perfecto, menos un problema con las mallas largas son bastante cortas de cintura y con el paso del rato acabas con las mallas en la rabadilla, los riñones van al aire desde el principio pero no hay que preocuparse de la rabadilla no pasan..

    1. equipatetrailandrunning Autor

      Yo precisamente las he empezado a probar (las largas), 2 salidas, y es verdad lo que comentas que son más cortas, y sobre todo de atrás más que de delante, encuentro que les falta un par de centímetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *