MIZUNO WAVE RIDER 20 REVIEW

Este es un año muy especial para la marca japonesa puesto que su modelo estrella, la top ventas, el más emblemático, cumple ni más ni menos que 20 años de vida. Y para celebrarlo la nueva MIZUNO WAVE RIDER 20 viene con cambios sustanciales para hacer de ésta, la mejor edición de todas.

Mizuno Wave Rider 20

Mizuno Wave Rider 20

LA MEDIASUELA

La principal tecnología aplicada a la mediasuela, que utilizan practicamente todos sus modelos es el Wave, consistente en una pieza de termoplastico con diferentes formas, según lo que de ella se precise, que se combina con alguna espuma (U4ic en este caso) en la mediasuela.


La Rider 20 presenta como novedad un CloudWave con una nueva forma rediseñada que va desde el talón hasta el mediopié. Combina una forma cóncava inicialmente que se encarga de centrar el pie y alinearlo durante la fase de apoyo, con lo que gana en estabilidad; y a continuación una forma convexa que mejora una dispersión del impacto más uniforme y al mismo tiempo mejora la reactividad.

Mizuno Wave Rider 20

El Cloudwave se encuentra insertado en una mediasuela de espuma U4ic que se ha mejorado para conseguir, además de mayor amortiguación, una pisada más suave sin que pierda reactividad.

Mizuno Wave Rider 20

La marca tiene fama de mediasuelas de tacto firme, y la Rider 20 no es menos, tiende a tirar a firme (más que la competencia), hunde poco, sobre todo se nota más si pisas de mediopié, aunque también he de decir que para quienes aterrizan de talón, la Rider 20 viene con una inserción U4icX que le proporciona mayor absorción de impacto y una acogida más blandita que, sin llegar a ser un colchón, es muy agradable.

Mizuno Wave Rider 20

Se nota que estos últimos (“taloneadores”) son los que más van a disfrutarla, no en vano, también tiene un drop de 12 mm, más enfocado a este tipo de usuario.

La amortiguación es excelente, con firmeza suavizada, pero sin ser blanda y sobre todo altamente estable, perfecta para corredores de hasta 85 kilos sin problemas.

LA SUELA

Pequeños retoques aparecen en el diseño de la suela, con una línea muy continuista. El talón se ha desacoplado un poco más con unos surcos más profundos que mejoran el reparto de presiones en el aterrizaje y en el antepie surcos de flexión (alguno ampliado) para darle un poco más de flexibilidad.

Mizuno Wave Rider 20

Mizuno Wave Rider 20

En cuanto a los compuestos, sigue con los clásicos y habituales de la marca. Un X10 a base de carbono en el talón, más resistente al desgaste y un Blown Rubber en el antepié que mejora la amortiguación y el agarre.

El grip es bueno en términos generales tanto por asfalto como sobre tierra compacta, aunque cuando llueve hay que prestar más atención ya que pierde un poco en agarre.

Mizuno Wave Rider 20

Mizuno Wave Rider 20

EL CORTE SUPERIOR

Un apartado muy logrado en la Mizuno Wave Rider 20 es su corte superior que, con mucha finura, consigue darle una gran solidez y empaque al conjunto.

Predomina en el antepie un bicapa con una malla tejida Enginereed Mesh, y bajo ella dándole estructura una rejilla muy porosa, con un buen calado, fresquita y agradable al tacto que le aporta cierta flexibilidad en el habitáculo.

Mizuno Wave Rider 20

A partir de ahí hacia atrás, aumenta la consistencia con la finalidad de sujetar el pie con un gran soporte para evitar imprevistos.

La zona media se refuerza pero no lo hace de forma muy visible desde el exterior ya que se ve un upper muy limpio con la única figura del Runbird de adorno.

Mizuno Wave Rider 20

Al llegar al talón encontramos un contrafuerte muy sólido y rígido, que se extiende casi hasta el mediopie, encargado de mantener el talón estable y en su sitio en todo momento.

Mizuno Wave Rider 20

Mizuno Wave Rider 20

Para acabar de envolver el contorno, un collar acolchado transmite toda la suavidad y comodidad esperadas de una zapatilla de entrenamiento con la que tenemos que compartir horas de salidas y rodajes.

La lengüeta tiene un excelente acolchado, mucho mullido para no dejar sentir la presión de los cordones y está suelta, no sujeta a los laterales como suele ser tendencia. Aún así no se desplaza hacia el lado.

Mizuno Wave Rider 20

Tiene una horma neutra, amplia a la cual poder incorporarle plantillas personalizadas, con espacio suficiente para acomodar el pie, también en cuanto a longitud, se ajusta bien a la talla que especifica. A pesar de ser espaciosa, se consigue una excelente sujeción, tanto en el talón como en la zona media, notando el pie sujeto y seguro, sin holguras y, solamente en la zona para los dedos encuentro un espacio extra.

Mizuno Wave Rider 20

Mizuno Wave Rider 20

CONCLUSIONES

La Mizuno Wave Rider 20 es una zapatilla de entrenamiento con un peso bastante contenido de 290 gramos, que llevados a mi talla 46EU/12USA se eleva hasta los 342 gramos. Al tenerla en la mano, visualmente, engaña el hecho de que sea tan sólida ya que aparenta mayor peso.

Esta apariencia transmite la sensación de ser una zapatilla tosca y lenta, cuando resulta todo lo contrario, tiene una dinámica muy buena, se mueve fácilmente, transiciona bien y fluida.

No hace falta mucho esfuerzo para encontrarse rodando a 4’30-4’35/km, así que esa ha sido una de las sorpresas agradables. En términos generales se muestra como una excelente rodadora con la que acumular kilómetros, perfecta tanto para trotar tranquilo como para pedirles un poco más de acción, ya que en estos casos tiene la suficiente respuesta y un toque de pegada como para plantarse en ritmos próximos a los 4’10-4’15/km sin pestañear.

La Mizuno Wave Rider 20 sigue siendo un valor seguro para corredores de pisada neutra que busquen una zapatilla de entrenamiento amortiguada y cómoda pero lo suficientemente versátil como para servir a tus propósitos a diferentes “revoluciones”.

Mizuno Wave Rider 20

Mizuno Wave Rider 20

Un pensamiento sobre “MIZUNO WAVE RIDER 20 REVIEW

  1. Pingback: MIZUNO WAVE HITOGAMI 4 | EQUÍPATE!!!TRAILandRUNNING

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *