SAUCONY FREEDOM ISO

Hace un año y muy poquito más que Saucony presentaba su ofensiva tecnológica al revolucionario Boost de Adidas, y esta llegaba de la mano de un nuevo compuesto, también a base de bolitas de TPU, llamado EVERUN.

La introducción de este nuevo material en los principales modelos de la marca (Triumph, Guide, Xodus…) se ha hecho en dos diferentes “formatos”, a través del Topsole, una lámina de este material situada por encima de la mediasuela; y/o a través de una inserción en el talón.

La asignatura pendiente era crear una zapatilla con una mediasuela 100% de EVERUN y es ahí donde el año pasado se anunció el lanzamiento de la SAUCONY FREEDOM ISO, la que iba a ser el primer modelo con una mediasuela de EVERUN, por lo que se había generado mucha expectación.

Saucony Freedom ISO

LA MEDIASUELA 100% EVERUN

El EVERUN está formado por unas bolitas de poliuretano termoplástico expandido, comúnmente conocido como e-TPU, que sobre el papel aporta un 83% más de retorno de energía que otros compuestos (llamémosle EVA), tiene una durabilidad 3 veces superior y no es tan susceptible a los cambios de temperatura en términos de rendimiento.

Como he comentado anteriormente, hasta ahora el EVERUN se había combinado con estructuras de EVA (Powergrid), complementándose a la hora de ofrecer amortiguación a sus usuarios. Con la llegada de la FREEDOM ISO empieza una nueva etapa en el proceso de fabricación, en el que el chasis/mediasuela de la zapatilla pasa a ser 100% de EVERUN.

A pesar de ello, se ha recurrido a una doble pieza de EVERUN, por un lado tenemos la mediasuela (al uso tradicional) y por otro una lámina (Topsole) de 3mm por encima de ésta y por debajo de la plantilla, ligeramente más blandita, que se encarga de acomodar el pie y transmitir una mayor sensación de confort.

El drop de la zapatilla es de 4 mm (19-15mm) en la línea de una Kinvara pero con más amortiguación bajo el pie. El EVERUN aunque está hecho del mismo material que el Boost, es algo más firme, y tiene un tacto que ya desde la primera puesta me es muy similar al de mis Supernova Glide 8 Boost, aunque hunde ligeramente más el pie (recordaré que la Adidas tiene una capa de EVA por encima) pero con esos 4 mm, se adaptan mejor a mi forma de correr y la pisada fluye mejor. Se aprecia una alta amortiguación y duradera con el paso de los kilómetros, absorbe el impacto de una forma muy suave, con un recorrido corto pero efectivo que finaliza en un rebote notable.

Al ser más firme que el Boost, no tiene tanta necesidad de complementarse con otros compuestos e incluso añadirle elementos rígidos. De todas formas, al carecer de estos elementos rígidos, que lo que hacen es limitar la torsión, la zapatilla es muy flexible y es algo que habrá que tener en cuenta, sobre todo de cara a lidiar con ella largas distancias, donde a causa del cansancio, perdemos control en la pisada.

Sirva solamente esto de advertencia, lo que no quiere decir que nos tengamos que quedar con ellas solo para las medias distancias por este motivo y desaprovechar sus virtudes. Personalmente, corrí con ellas la pasada edición de la Marató de Barcelona 2017 y he de decir que fui muy a gusto con ellas desde el kilómetro 1 hasta el 42.

LA SUELA

Otra curiosidad en la SAUCONY FREEDOM ISO es una suela que no deja indiferente. Combina dos colores y destaca por estar hecha de un material translúcido que han llamado Crystal Rubber que, dicho sea de paso, es una chulada. La suela le aporta un toque de estructura y tiene el mismo grosor a todo el largo de la zapatilla.

Tiene un diseño en forma de chevron seccionado por la mitad, que le llaman Tri-Flex y es similar al utilizado en otros modelos, solo que estos tacos tienen un tamaño más “delgado”, 3mm de profundidad y es similar  y tiene la misma orientación a todo el largo de la zapatilla, con excepción de la zona de aterrizaje en el talón. En la zona central se ha dejado un hueco sin cubrir, en el que queda expuesto el EVERUN en un grabado en el propio material.

El agarre es bueno en seco y traccionan bien en superficies ligeramente arenosas como, por ejemplo, al correr por el parque. Sobre mojado encuentro que les falta un pelín de grip.

En cuanto a la durabilidad, después de más de 100 kilómetros con ellas (maratón incluida), la suela está prácticamente intacta, así que le auguro que va a durar un buen montón de kilómetros.

EL CORTE SUPERIOR

Para quienes ya habéis probado el sistema ISOFIT utilizado en otros modelos de la marca, estoy casi seguro que os encanta, así que os diré que el que monta la FREEDOM ISO es el ISOFIT llevado a la excelencia con un nuevo concepto que se integra con el propio upper en lugar de ir en paneles separados.

Saucony Freedom ISO

Saucony no se ha centrado únicamente en una mediasuela innovadora sino que puede decirse que ha puesto el mismo o más esmero en combinarla con un upper que es una delicia. Exteriormente vemos un corte tejido con una Enginereed Mesh, es decir, un tejido con perforaciones con el que llevas siempre el pie ventilado pero, en su cara interna va forrado por una malla que le da estructura evitando que sea en exceso flexible.

La zona media queda envuelta por una pieza en una funda-botín que incluye la lengüeta y que aporta sujeción y confort.

Hablando de la lengüeta, ésta es de un tejido fino que tiene un reforzado sellado con un acabado metalizado y una chispa de acolchado, el suficiente para soportar la presión de la lazada sin añadir ni un gramo de peso, aunque tengo que decir que es muy tupido y no  deja transpirar el empeine lo suficiente, acabando siempre esa zona con un exceso de sudor.

El sistema ISOFIT integra unos ojales independientes con el upper que por su cara interna se ven reforzados por unas tiras pegadas uniendo así la plataforma con la lazada para conseguir sujeción pero sin restarle movilidad y capacidad para adaptarse durante la pisada. La sensación de sujeción es alta, empezando por encima de los dedos y a lo largo del empeine. La parte delantera se nota más suelta, también debido a que hay más espacio, y en giros rápidos se nota el antepie demasiado suelto y se echa en falta un poco más de contundencia.

Saucony Freedom ISO

El collar es altamente agradable, con un acolchado justo, ni excesivo ni muy escueto con un tejido muy suave y agradable. El talón carece de contrafuerte, muy flojito, que se ve algo “reforzado” por una tira plástica que arquea desde el mediopie llamada Support Frame, pero que no es rígida y no encajona tanto el talón.

El tacto interior es muy suave y agradable hasta el punto que puedes plantearte usarla sin calcetines.

La horma tiene amplitud y suficiente volumen como para ponerle unas plantillas personalizadas. Se nota más ajustada en el talón, con menos espacio para que no baile tanto y en cambio éste se va ampliando hasta llegar a una pala delantera con un espacio más que suficiente para los dedos. Comparando con la Triumph ISO 3, es toda ella más estrecha, sobre todo en el talón (donde se nota la estrechez que comentaba anteriormente) aunque gana unos milímetros en longitud.

CONCLUSIONES

Todavía no os he hablado del peso de esta SAUCONY FREEDOM ISO que, en los datos oficiales se sitúa en los 255 gramos y, en concreto, para mi 12 USA/46,5 EU se queda en tan solo 302 gramos.

Con este último dato ya nos podemos hacer cuentas de que tenemos delante una zapatilla muy ligera (teniendo en cuenta la alta amortiguación que aporta), flexible, con buena respuesta, transición rápida y que además es muy versátil y vamos a poder sacar de ella mucho jugo.


Por un lado para quienes tengan un peso ligero va a ser una excelente zapatilla de entrenamiento, amortiguada, pero al mismo tiempo con chispa suficiente para sacarla aquellos días de rodajes rápidos.

Para corredores de peso entre 70 y 80 kilos (y un poquito por encima), como sería mi caso, es una excelente zapatilla para todo, ya sea para entrenar a ritmos “tranquilos” como para competir en media y larga distancia con unos ritmos constantes más lentos de 4’10-4’15/km, lo que no quita que también podamos exprimirla a ritmos un poquito más rápidos si fuera necesario y en series llevarla más rápida de 4’/km.

Es una zapatilla para disfrutarla, con un gran confort apreciable desde el primer momento, con un alto valor tecnológico y materiales de calidad, de ahí también un precio un poco más elevado (PVPR de 180€, aunque se pueden encontrar más baratas), pero que seguro que quedará compensado con una alta durabilidad.

Saucony Freedom ISO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *