RAIDLIGHT RESPONSIV 3L

Si hay uno de los apartados en los que Raidlight ha destacado notablemente es en el relativo a las mochilas, siendo la gama Olmo todo un referente de altas prestaciones y comodidad.

A pesar de ello, todo eran mochilas más enfocadas al uso de los clásicos botes y con la llegada de los bidones flexibles puede decirse que se hacía imperativo adaptarse a los nuevos gustos del mercado. Es aquí cuando el año pasado se presentaba toda la gama de mochilas-chaleco Responsiv, en la que imperan premisas como ligereza, ergonomía y versatilidad. Llegaron y no tardaron en ser premiadas en diferentes ferias Outdoor.

Raidlight Responsiv 3L

La RAIDLIGHT RESPONSIV 3L fue una de las primeras en salir a la venta y además fue la mochila oficial de la selección española en el pasado Campeonato del Mundo de Trail Running 2016 disputado en Portugal. 

La RESPONSIV 3L, con 3 litros de capacidad, es la versión más pequeña de toda la familia, donde encontramos versiones con 8, 10, 15 y 20 litros de capacidad, aunque mantiene la línea y filosofía de la gama y sus hermanas mayores.

Es una mochila pequeña en capacidad y de pequeñas dimensiones, con un diseño de chaleco y con un peso muy ligero, ya que tan solo pesa 210 gramos.

Raidlight Responsiv 3L

La estructura de esta chaleco-mochila es de una rejilla 3D que además de mantener el conjunto ligero y favorecer la ventilación y el paso del aire, tiene un ligero acolchado que mejora la sensación de confort.

En la parte posterior tiene un compartimento principal que va a boca abierta, es decir, no tiene ningún tipo de cierre, solamente una tira que recorre la mochila verticalmente por el centro que hace que el bolsillo no venza y no se dé de sí con lo que se lleve dentro.

Esto es por lo menos extraño, normalmente siempre suelen tener una cremallera o algún tipo de cierre, pero no es el caso de la Responsiv. Por el momento tampoco ha supuesto ningún problema por que no he llegado a perder nada, ya que una vez puesta la presión que ejerce con el cuerpo mantiene lo que depositamos en el interior estable y fijado, pero puede darse que al quitártela en algún movimiento se saliera algo de dentro (no me ha pasado). En su interior, a pesar de no tener un elevado volumen, permite transportar una cantidad limitada de cosas, que bien podrían ser unos mínimos como una chaqueta compactable, una manta térmica de emergencia, un frontal, y algún que otro pequeño objeto, o unos guantes y/o manguitos.

En lo que sería los tirantes del chaleco, situados en la parte inferior a cada lado, tiene unos bolsillos de tejido elástico con un cierre del mismo tejido que se solapa evitando que se caiga lo que pongamos en su interior. Aquí puede llevarse el teléfono o unas barritas o geles, guantes, etc. pequeñas cosas que queramos tener a mano.

Finalmente, en lo que a compartimentos se refiere, por encima de estos bolsillos en los tirantes tiene los alojamientos destinados a los bidones blandos (que trae de serie) como son dos EazyFlask de 350 ml cada uno, que vienen con tubo protegido con aislante que alarga la pipeta y hace que sea muy fácil beber su contenido sin necesidad de sacarlos de su ubicación. Estos bolsillos son elásticos con lo que al introducir el bidón, este queda sujeto por la compresión del elástico y no se mueve ni se baja aunque hayamos bebido. Además los bolsillos tienen capacidad como para, si fuera necesario, usar una botella de agua en su lugar o un bidón de ciclista. Lo que no lleva es alojamiento para llevar una bolsa de hidratación de más capacidad.

Frontalmente tiene dos correas planas y ajustables que unen los dos tirantes y se encargan de “cerrar” el chaleco en la parte delantera. Una de ellas a la altura del esternón y la otra más baja. En la superior lleva un clip en el que va insertado un silbato de emergencia, para tenerlo siempre a mano en caso de necesidad.

En cada lateral tiene una rueda unida a unos cables con los que tensar y destensar para dar más soltura o menos (tipo BOA Closure), consiguiendo un ajuste micrométrico y sujeción lateral impecables y al mismo tiempo adaptables a diferentes situaciones como por ejemplo, dependiendo de la cantidad de ropa que llevamos o si solamente queremos darle un poco más de espacio y que huelgue más. Personalmente encuentro que la sujeción es, sencillamente, de lo mejor, excelente.

Con esta capacidad para personalizarnos el ajuste individualmente, siempre dentro de la talla que cada uno pueda necesitar (XS, S-M, L-XL), la mochila queda perfectamente pegada y adaptada al cuerpo y no se mueve lo más mínimo ni se desplaza cuando corremos o saltamos con ella, tiene mucha estabilidad.

Queda muy alta, por decirlo de alguna manera, queda a la altura de la “chepa” y no tenemos acceso con la mano al contenido del compartimento principal, para ello hay que quitarse la mochila y coger o dejar lo que se necesite.

Está pensada y diseñada para poder transportar bastones tanto delante para tenerlos más a mano como detrás. Para llevarlos se utilizarían unos elásticos que hay sobre el alojamiento de los bidones blandos e irían posicionados en horizontal, con el único “inconveniente” de que si se sacan los bidones cuesta más volverlos a introducir, aunque esto solo pasará si lo hacemos para rellenarlos, porque lo normal será que bebamos sin sacarlos de su sitio. Para llevarlos en la espalda utilizaríamos una chicha ajustable que tiene sobre el hombro derecho para fijar los mangos y que se complementaría con uno de los elásticos que lleva en la espalda.

CONCLUSIONES

En definitiva estamos delante de la pequeña de la familia Responsiv pero no por ello menos interesante, ya que es lo suficientemente “grande”, ligera y, sobretodo completa, para entrenamientos rápidos y/o competiciones en los que el material obligatorio no es muy exigente.

Con 700 ml de capacidad de transporte de líquido aseguramos un mínimo de hidratación con lo que habrá de valorarse la posibilidad de recargar durante el trayecto.

Interesantes soluciones para el uso de bastones tanto para llevarlos delante como en la espalda.

No lo he comentado anteriormente pero la calidad de materiales es otro plus que añadirle a la mochila, altamente transpirables y antidesgarro, así como el uso de tecnologías como el corte por láser, el uso de costuras planas para evitar fricciones o los termosellados que sustituyen costuras allá donde se puede.

Vuelvo a destacar el excelente ajuste al cuerpo, muchas veces te olvidas de que llevas nada encima, muy estable, sin rebotes y sin que se mueva la “carga”.

Tiene un precio de 129,99 € y puede comprarse en Raidlight y en tiendas especializadas.

Un pensamiento sobre “RAIDLIGHT RESPONSIV 3L

  1. Pingback: RAIDLIGHT RESPONSIV 10L | EQUÍPATE!!!TRAILandRUNNING

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *