MALLA PIRATA WONG

Tardaron un poco más en llegar, pero estaba cantado que no iba a demorarse mucho la salida de una malla pirata por parte de Wong Sport, y la línea elegida ha sido dentro de la gama compresiva, con lo que con la MALLA PIRATA WONG cierra el círculo y ya tenemos la versión en malla corta, malla pirata y malla larga con una compresión media.

Malla Pirata Wong

En principio, en el hecho de hacer la versión pirata de un modelo del que ya existen la otras dos posibilidades parece resultar obvio que solamente basta con “cortar” a la altura del gemelo. Pero claro está, lo interesante aquí es ver como se ha rematado y se ha trabajado la zona de la rodilla, que al tratarse de una malla pirata, el planteamiento es diferente al de una malla larga y, de paso, al lanzarse al mercado con posterioridad a los otros dos modelos, ver que retoques se le aplican.

Malla Pirata Wong

El diseño sigue aplicándose el mismo que en las otras dos versiones, algo muy interesante de ver cuando tienes los tres modelos en la mano, porque parecen las trillizas en cuanto a tramas y “panelados” se refiere, por lo que se ve una continuidad y una misma filosofía aplicada a la colección. Lo del “panelado” va entre comillas, porque las prendas se confeccionan todas de una sola pieza con tecnología seamless por lo que no son paneles que se unen con costuras (aunque sean planas) sino que se fabrican del tirón y según la zona, la propia máquina va tejiendo las diferentes texturas. Únicamente lleva una costura que sube por la parte interna de las piernas para unir el “tubo” que corresponde a cada pierna y que en el extremo de la entrepierna se une a una pieza de poliamida que sirve para acabar cerrando la malla.

En cuanto a la estructura o diferentes texturas, encontramos una trama con efecto volumen en la zona de los cuádriceps que se encarga de conservar la temperatura en esa zona para que el músculo trabaje en un entorno óptimo. Una zona que ha variado un poco con respecto a las otras dos versiones es la zona pélvica, donde el canalé horizontal cubre toda la zona genital. Este canalé facilita la absorción del sudor y su transporte al exterior donde se evapora para así no sentirnos mojados.

Malla Pirata Wong

La solución adoptada para la zona de la rodilla ha consistido en un tramado doble. En la parte delantera, está formado por un calado haciendo líneas horizontales que favorecen la flexión y en la parte trasera se utiliza menos grosor y liso (sin dibujo) para que no moleste durante la flexión y en el extremo (ya bajo la rodilla)  una banda de 3 cm que se encarga de que quede bien ajustada.

Malla Pirata Wong

Malla Pirata Wong – Sección delantera rodilla

Como al resto de la colección no le falta tampoco un bolsillo elástico situado en un lateral que tiene un tamaño grande y permite llevar cómodamente las llaves, monedas (sin el clásico tintineo), algún gel, e incluso un smartphone de 5″ sin que se salgan porque, aunque no lleva cremallera ni cierre, la propia compresión y elasticidad del bolsillo se encarga de sujetar lo que introducimos en su interior. Puestos a pedir, yo pediría un segundo bolsillo, algo que ya ha empezado ha incorporar la Malla Plus (+), y va francamente bien.

Malla Pirata Wong

La cintura tiene una banda elástica de 4 centímetros que no necesita de cordones para mantenerla sujeta y que no se bajen. Estos sistemas de sujeción a mí personalmente me gustan más porque la sujeción es mejor, más homogénea y se disipa mejor la presión sobre el vientre. Además otra cosa que me gusta es que no tiene el tiro muy alto, y queda unos tres dedos por debajo del ombligo.

La malla tiene una compresión media que permite que la podamos llevar todo el tiempo que queramos puesta sin ningún inconveniente. El tacto es suave y agradable con la piel y se ajusta como un guante a nuestro cuerpo. Otro aspecto que me gusta es que es muy resistente, tanto al roce como a los tirones que les solemos meter al subirlas y que pueden provocar que peten las costuras, algo que no le pasa.

La gestión de la temperatura y la humedad de la malla puesta en uso es excelente. Puedes ir con ellas tanto en días fríos como en los que ya se empieza a notar el calor sin ningún inconveniente porque el aislamiento térmico es bueno, ni dejan pasar el frío ni las notas en exceso calurosas, y aunque las uses horas no te llegas a notar mojado. Está claro que al ser piratas si vamos con frío no te cubre la pierna entera y puede suponer un inconveniente, pero lo bueno que tienen en general todas las piratas, es que las podemos convertir en “largas” añadiendo unas pantorrilleras.

Malla Pirata Wong

En cuanto a medidas sí que he notado una diferencia en el ancho con las cortas y las largas. De hecho en la primera puesta noté que me apretaban más en la zona de la cadera que las otras dos, las cuales llevo muy cómodas para ser una talla M, cuando suelo usar una L. Al compararlas descubrí que la pirata era ligeramente más estrecha, cuestión de 1 centímetro, por lo que ahora, con estos reajustes en el tallaje mi talla idónea creo que se encuentra en una L, algo que, por otro lado, ya entra en la normalidad para mi 1,80 m y mis 78-79 kilos de peso. La composición del tejido es de un 55% de polipropileno, 30% de poliamida y 15% de elastano.

En definitiva, con esta pirata se completa la trilogía en la compresión media, con una prenda altamente cómoda, versátil, con un buen ajuste al cuerpo y movilidad, grandes prestaciones y, como no, un precio que no le amarga a nadie, ya que los 28€ que valen dejan la relación calidad-precio en una cota altísima. Por cierto, no las busquéis en tiendas, porque solamente pueden comprarse en la tienda online de Wong Sport.

Malla Pirata Wong

Malla Pirata Wong

2 pensamientos sobre “MALLA PIRATA WONG

  1. Bego

    A mi esta se me baja y me paso la carrera tirando de ella, sin embargo con la corta estoy encantada, tengo 3 y seguire repitiendo, así como las medias compresivas, el top (por cierto, mas colores porfavor) y las cintas del pelo. Una marca recomendable al 100% mucha calidad, y seca enseguida cuando se lava.

    1. equipatetrailandrunning Autor del artículo

      A mí me pasaba con la malla larga y la malla “normal” (la negra) pero era pq no me la ponía bien del todo, osea, solamente me la subía y a correr, pero con el trote me notaba que se bajaba un pelín. Todo esto hasta que descubrí que tenía que ponérmela bien puesta, repartiéndola bien y que quedará bien pegada a toda la zona pélvica (como si fueran unos pantis de mujer), sobre todo en las partes bajas (jejeje) y a partir de entonces no se mueven nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *