BARRITAS ENERGÉTICAS 226ERS

Después de haber probado los preparados isotónicos y energéticos de la marca, le llega ahora el turno de introducirnos en las BARRITAS ENERGÉTICAS 226ERS.

Lo primero que diferencia las BARRITAS ENERGÉTICAS 226ERS de la gran mayoría de barritas que podemos encontrar en el mercado es su aspecto. A diferencia de otras marcas en cuyas barritas acostumbramos a encontrar capas de obleas o unos preparados triturados y amasados muy finos que recuerdan al turrón de Jijona,  las BARRITAS ENERGÉTICAS 226ERS tienen una pinta similar al del pan de higo, algo que ya así a simple vista hace ver que están hechas con productos naturales.

Barritas 226ERS

Hay diferentes variedades: Manzana y Canela, Salty Snack Indian Flavour, Chocolate, Limón + Pepitas de Chocolate, Banana + BCAAS…. y los contenidos cambian dependiendo de cada una de ellas, pero entre otros, en sus ingredientes podemos encontrar: higos, pasas, dátiles, almendras, ciruelas, calabacín, tomate, semillas de Chia, cacao o arroz inflado. Adicionalmente se les añade un complejo que incluye vitaminas del grupo B (B1, B2, B5, B6, B9, B12) y vitaminas C y E. No contienen gluten y se les ha añadido amilopectina de última generación para obtener energía rápida y de forma sostenida.

Todas tienen un peso de 60 gramos aunque el aporte calórico de cada una de ellas es diferente y se mueven entre poco más de 200Kcal a algo menos de las 400Kcal, dependiendo de la variedad. Como anotación otras barritas que he ido probando están entre los 20 y los 50 gramos de peso como máximo, así que si bien el peso es más elevado, por otro lado, el aporte de energía también lo es.

Tienen un tamaño “relativamente” pequeño aunque cuando las tomas en la mano, esos 60 gramos parece que no, pero pesan, osea que es bastante densa. Esa “pequeña” medida va bien para llevarlas encima en la mochila o hacerlas entrar en la riñonera, además en menos tamaño llevas más carga energética con la que reponer cuando los depósitos empiezan a estar vacíos. Como he dicho es similar a un pan de higo, así que es relativamente blanda, se muerde y se mastica bien. Personalmente encuentro que esos 60 gramos me vienen largos como barrita/snack rápido, necesitan su tiempo, así que básicamente las he utilizado como desayuno para cargar las pilas antes de salir de casa e ir a entrenar, más que como fuente de energía durante el entreno. En alguna ocasión (salidas domingueras) lo que he hecho también ha sido dividirla en dos tomas para hacerlo más llevadero y entonces sí que la he consumido durante la “salidita”, haciendo una ligera pausa durante el recorrido para reponer fuerzas y, de paso, disfrutar del paisaje.

Barritas 226ers

La textura es la clásica de fruta desecada o el clásico pan de higo (para hacerse una idea) con ligeros sabores según la variedad, pero que nadie espere sabores muy intensos. En ella encontramos los tropezones y trozos de frutas que nos recuerdan el origen natural de sus ingredientes. La consistencia es buena y se mantiene estable independientemente de la época del año.

Están indicadas para consumir tanto antes, como durante, como después del ejercicio y proporcionan cantidad de energía para rato.

Pueden comprarse en DEPORR por 2,45 €/barrita, donde también encontraréis packs de 5+1 de regalo por 12,25 €.

Barritas 226ers

Barritas Energéticas 226ERS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *